Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
insuficiente el reconocimiento fotográfico

Revocan 3 condenas por impedir una marcha fascista en Roncal

La Audiencia les absuelve al ver insuficiente el reconocimiento fotográfico de los acusados

Enrique Conde - Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Exterior del Palacio de Justicia de Pamplona.

Exterior del Palacio de Justicia de Pamplona. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Exterior del Palacio de Justicia de Pamplona.

pamplona- La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra ha revocado tres condenas -de entre dos y dos años y medio de cárcel- impuestas a tres jóvenes por un delito contra el derecho de manifestación (a uno de los acusados se le condenaba también por un delito de atentado) al haber impedido una marcha fascista en Roncal en mayo de 2014. El juez de lo Penal entendía que habían lanzado botellas y piedras a los participantes en una concentración de Wilderness e Hispania Verde, vinculados al movimiento fascista y que presuntamente querían manifestarse en la zona con autorización de la Delegación del Gobierno por la reintroducción del oso en los Pirineos, pero finalmente la marcha no fue posible y tuvieron que salir escoltados por la Guardia Civil. Ahora, la Audiencia revoca las tres condenas impuestas inicialmente y absuelve a los acusados por entender que no existe prueba de cargo suficiente para concluir en la identificación de los acusados como las personas que llevaron a cabo la conducta obstructiva del derecho de manifestación, con violencia e intimidación, con lanzamiento de piedras a los concentrados o a los agentes. En este sentido, la Sala considera que no es suficiente la identificación que de los mismos hicieron los agentes de la autoridad.

A este particular, la Audiencia corrige el criterio del juez de lo Penal, y dice que “en el presente caso lo que concurrió en el juicio fue un reconocimiento no directo, sino por referencia al reconocimiento realizado en el atestado, al reconocimiento fotográfico de los acusados, por lo que ante tal situación, no cabe sino estimar que deben concurrir ese conjunto de requisitos exigidos por la jurisprudencia tendentes todos ellos a garantizar la fiablidad y ausencia de contaminación por influencias externas voluntarias o involuntarias que pudieran producirse en el momento de la identificación”. La Audiencia discrepa con lo sustentado por el juez de primera instancia al entender que los criterios recogidos por el Tribunal Supremo para dar validez a los reconocimientos fotográficos como prueba “deben ser respetados aún cuando la persona que realiza la identificación no sea un tercero ajeno al investigador, sino por parte de los agentes que intervinieron en la investigación. Es decir, que el hecho de que no sea ajeno a la investigación quien identifica no quiere decir que no concurran los requisitos que deben hacer concluir que el reconocimiento está ausente de cualquier influencia externa incluso involuntaria, se haya usado de forma racional y de modo respetuoso con los derechos de los investigados, lo que no ocurre en este caso”.

LA IDENTIFICACIÓN ES INSUFICIENTEEs parecer de la Sala, continúa el fallo, que la forma de realizar el reconocimiento sobre la identidad de los acusados “no cumplió con ese criterio de objetividad”. Dice que en el presente caso “no existió un reconocimiento bajo el control judicial” y el mismo no pudo ser sometido a contradicción, por lo que “estamos en presencia de un mero reconocimiento fotográfico”. Así lo entiende la Audiencia después de que la Guardia Civil no incorporara al atestado el muestreo de fotografías que utilizó de personas que llegaron aquel día a Roncal y no concretara las fotos que les fueron exhibidas a sus agentes y que luego, a través de las propias imágenes, fueron identificando a cada uno de los procesados como autores de los delitos que luego les imputaron.

Por ello, el tribunal concluye que “la no aportación de las fotografías sobre las que se realizó el reconocimiento impide conocer cómo se realizó el mismo, y si derivado de ello, se cumplió con esa finalidad de pluralidad, ausencia de sugerencia incluso involuntaria, elementos todos ellos que impiden tener por suficiente la misma, intrínsecamente, y derivado de ello por la no posibilidad de contradicción por la defensa del reconocimiento fotográfico.

La circunstancia de que los acusados hayan reconocido su presencia en Roncal no subsana ese déficit de reconocimiento, pues de lo que se trata de analizar es si concretamente, con alguna conducta activa, los acusados impidieron el derecho a manifestación con conductas violentas, y ello solo se sustenta en la identificación realizada por los agentes, pero que no fue directa, sino a través de un reconocimiento fotográfico respecto del que se desconoce cómo se realizó” .