“¿San Jorge o Tintín?”

medios internacionales como el ‘new york times’ o la ‘bbc’ se hacen eco del ‘ecce homo’ navarro

Un reportaje de Diario de Noticias - Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El San Jorge de Estella-Lizarra, en la ‘BBC’ y el ‘New York Times’.

El San Jorge de Estella-Lizarra, en la ‘BBC’ y el ‘New York Times’. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

El San Jorge de Estella-Lizarra, en la ‘BBC’ y el ‘New York Times’.

la polémica restauración del San Jorge llevada a cabo en la parroquia de San Miguel de Estella-Lizarra ha dado ya la vuelta al mundo después de que DIARIO DE NOTICIAS sacara a la luz el caso el pasado sábado. Medios de comunicación de contrastado prestigio internacional como el The New York Times, Vanity Fair, la BBC o The Guardian han reflejado la historia estableciendo paralelismo con el Ecce homo de Borja.

The New York Times destaca que los resultados de la remodelación de la talla “horrorizaron” a las autoridades de la ciudad, escandalizaron a los profesionales de la restauración y encendieron las redes sociales con mensajes de indignación. “¿Es San Jorge o Tintín?”, reza el titular. El medio estadounidense destaca también el boom turístico que supuso la obra de Cecilia Giménez en Borja y se pregunta si se repetirá el caso en Estella-Lizarra.

La BBC se hace eco asimismo de las declaraciones del alcalde de la localidad, Koldo Leoz, que a una llamada del diario The Guardian aclaraba que ni el Ayuntamiento ni el Gobierno de Navarra fueron avisados de la “aterradora” tropelía que se iba a cometer con la estatua. El periódico recalca que, pese a la buena intención de la restauradora, el resultado fue una chapuza.

Otros medios de comunicación como la revista digital VICE respaldan, en un artículo humorístico, la labor de los responsables de la fallida intervención: “El resultado es infinitamente más correcto que su predecesor, el Ecce homo de Cecilia Giménez Zueco, pues al menos la obra final parece representar lo mismo que la original: una figura humana”.

“Defendamos el San Jorge de Estella”, concluye la revista. “Porque, a diferencia del original, es una obra que conecta de una forma particular (a través de la ironía y los memes) con la gente del siglo XXI. Es una colaboración entre dos artistas que se extiende a lo largo de cinco siglos, una máquina del tiempo hermosa y delicada. Su función ya no consiste en recordarnos cómo funcionaba el pasado sino en hacernos comprender cómo se organiza el presente. Bienvenidos a una nueva forma de arte: convertir lo olvidado, lo ordinario y lo mediocre en algo relevante”.