Hacienda vigilará las actividades “ilegales” en el gaztetxe en fiestas

La consejera Beaumont dice que no es competente para impedir la venta de alcohol en el palacio Marqués de Rozalejo

Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Exterior del edificio ocupado.

Exterior del edificio ocupado. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

Exterior del edificio ocupado.

pamplona- El consejero de Hacienda y Política Financiera del Gobierno de Navarra, Mikel Aranburu, aseguró ayer que estará “pendiente” ante operaciones “ilegales” en el palacio Marqués de Rozalejo durante las fiestas de San Fermín y expresó el “compromiso” existente “en la exigencia del cumplimiento tributario de todos los contribuyentes”, sean actividades “legales o ilegales”. Aranburu, que respondió a una pregunta de UPN en el Parlamento, remarcó que la Hacienda foral “podrá investigar qué tratamiento se da a cualquier” operación que se produzca en el palacio. Y aseguró que “lo hará con las herramientas correspondientes en el caso de que estemos hablando de actividades ilegales”.

Aranburu precisó que “no es lo mismo el control tributario de las actividades legales que de las actividades ilegales” y que, por lo tanto, “las herramientas y procedimientos son diferentes”.

Por su parte, la consejera de Interior María José Beaumont aseguró que el Ejecutivo foral no dispone de competencias para “impedir” la venta de alcohol o la celebración de conciertos en el edificio ocupado del Palacio de Marqués de Rozalejo en la calle Navarrería. Beaumont recordó que esta competencia es del Ayuntamiento de Pamplona que “resolvió prohibir cualquier tipo de actividad recreativa en el edificio”, según publicó el Boletín Oficial de Navarra el pasado 11 de junio. - Agencias