La Unión Europea pospone hasta diciembre el grueso de la reforma del euro

Los Veintiocho impulsarán la unión bancaria y reforzarán el fondo de rescate comunitario para evitar futuras crisis

Sábado, 30 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

bruselas- Los líderes de la Unión Europea, salvo el Reino Unido, llegaron ayer a un primer acuerdo para avanzar en la reforma con la que buscan blindar la eurozona frente a futuras crisis, pero aplazaron a diciembre de este año las decisiones concretas y los asuntos más espinosos.

“Hemos encontrado consenso para progresar en completar la unión bancaria y reformar el Mecanismo Europeo de Estabilidad, incluida (la tarea de) proporcionar un cortafuegos para el Fondo Único de Resolución”, dijo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en la rueda de prensa tras la cumbre.

Los jefes de Estado y de Gobierno limitaron así su pacto a las dos reformas que partían con mayor consenso y renunciaron a dar pasos más ambiciosos en la unión bancaria.

La reunión anunciada como crucial para impulsar la reforma del euro aprovechando la recuperación económica terminó más bien con una patada hacia adelante, en la que los líderes emplazaron a una nueva cumbre en diciembre de 2018 como horizonte para fijar los detalles del acuerdo y volver a debatir las ideas sobre la mesa.

La declaración acoge la propuesta franco-alemana para la eurozona y las contribuciones nacionales, y refleja el acuerdo para “reforzar” el Mecanismo Europeo de Estabilidad (el fondo de rescate) y hacerle responsable del cortafuegos del Fondo Único de Resolución bancaria (FUR).

Esta línea de seguridad debe completar la financiación con que cuenta el FUR para garantizar que la eurozona puede hacer frente de forma conjunta a quiebras bancarias que requieran intervención europea y sean de tal envergadura que se agote el dinero disponible en el fondo.

La idea es que el MEDE lo proporcione en forma de una línea de crédito cuyo volumen debería ser similar al del fondo (la Comisión Europea estima 60.000 millones de euros) y que pueda estar en vigor incluso antes de 2024 si se progresa en la reducción de los riesgos del sector bancario. - Efe