El sentido de la vida

Luis Beguiristain - Sábado, 30 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Si no hubiese alma, ¿para qué íbamos a ocuparnos de la ética? Entonces el espabilado siempre se aprovecharía de los demás, de una forma o de otra, pero además sería bien considerado, sería alguien a emular. En cambio, cuando los demasiado espabilados se pasan de la raya y caen ante la justicia, quedan como pobres desgraciados. En el polo opuesto de su situación anterior. Eso es porque socialmente hemos desarrollado y evolucionado en el sentido de la ética. Ahora bien, si la ética (la consciencia sobre el bien y el mal) nace de un programa natural de la vida, llámese divino, en consecuencia, ¿influirá Dios, también, en la política de la humanidad? Éste es un aspecto de la reflexión y de la fe. El libre albedrío, que se supone que dispone el ser humano, nos lleva a experimentar el bien y el mal. Con el abuso del mal aprendemos a reconsiderar el bien. Pero en el desarrollo de los siglos, al crecer culturalmente, vamos siendo capaces o conscientes de entender que el bien debe prevalecer sobre el mal. Y enfocamos nuestra voluntad interna en ese sentido. Así pues, cuando la colectividad avanza en esa dirección, es como si, inconscientemente, pidiese ayuda a Dios (aunque no sepa lo que es) desde lo más profundo de su voluntad. Y Dios se ve en la necesidad de atender (es su manera de ser), de ayudar especialmente a aquellos que optan por el bien. Porque Dios es bondad). Pero ojo, todo depende del proceso de los ciclos. El karma colectivo también se ha de quemar de alguna manera. Hemos de aprender a observar e intuir cómo se van sucediendo los periodos. ¿Qué es apariencia, qué es realidad y qué es lo que puede surgir detrás de una apariencia? Si Dios existe, lo sabe todo y lee muy bien nuestras almas. A esto me refiero cuando escribí en otra carta sobre “Interactuar con Dios”. Conclusión. ¿Creemos que influye el poder, llámese mágico, de los seres que vigilan la evolución de esta humanidad en los acontecimientos políticos del planeta? En la radio se comentaba que aquella reunión entre Trump y Kim Jon-Un hace solo un año era impensable.