Seguiremos luchando por Ternera de Navarra

Por Miguel Ozcáriz Andía - Sábado, 30 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

queridos compañeros y amigos. Que el tiempo pasa muy deprisa es algo que sabemos desde hace mucho tiempo, pero lo que no sabía, o por lo menos yo no era tan consciente, es que pudiera alcanzar semejante velocidad cuando estás inmerso en aquello en lo que crees y en luchar por defender lo que ha sido tu vida.

Accedí al puesto de presidente de Ternera de Navarra hace cerca de seis años, cuando la crisis económica golpeaba de lleno. Sin embargo, gracias al esfuerzo, al coraje y al tesón de todos vosotros y de todo el sector ganadero, conseguimos salir adelante reforzados y convencidos de lo que siempre hemos sabido: que tenemos un producto único, genuino, especial y, sobre todo, de altísima calidad.

Así lo demuestra el hecho de que allá por el año 2014 celebramos nuestro veinte aniversario en un acto sencillo pero muy emotivo en el que pudimos recordar nuestros inicios (difíciles como pasa con todo lo que realmente importa) y evocar a mis antecesores en el cargo, a los que también desde estas líneas quiero transmitir mi personal homenaje y agradecimiento. Sin Bernardo Monreal y Pedro Manuel Barbería esto no habría sido posible.

Poco después de nuestro aniversario, ya en el año 2015, nos tocó luchar, y luchar fuerte, por la defensa de nuestro trabajo, de nuestro sector, de nuestro proyecto. Por eso no dudé en coordinar la plataforma de apoyo al sector cárnico de Navarra y a la construcción del matadero de la Meseta de Salinas. Y lo hice convencido de que debía hacerse realidad un proyecto de gentes de aquí, con un capital económico y humano de navarros, y en el que estuvimos implicados como socios más de cien empresas de la Comunidad, cumpliendo con todos los requisitos medioambientales que se nos exigieron.

En el año 2016 tuvimos otro evento importante: el décimo aniversario de la consecución de la Acreditación ENAC, una distinción que avala que nuestra producción cumple la normativa y los criterios europeos de certificación. Fuimos, y lo digo con un enorme orgullo, el primer Consejo Regulador de España que se acreditaba en el cumplimiento de la norma destinada a las entidades de certificación de producto, un camino que luego siguieron muchas Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas. Y es que, como muy bien sabéis, y creo que así lo hemos transmitido siempre, tener la acreditación de ENAC permite, entre otras cosas, identificar y diferenciar un producto, obtener mayor credibilidad y confianza por parte de los consumidores y ser reconocido en puntos de venta o cadenas de distribución.

Precisamente ese afán por responder a las demandas de los consumidores, por mantener su confianza y disposición, por ofrecerles siempre el producto más exquisito, el de mayor calidad, es lo que nos llevó, en el año 2017, a celebrar el Primer Concurso de Maduración de la carne de Ternera de Navarra. Queríamos poner en valor la inestimable aportación que realizan los carniceros al producto final a través del método de maduración, un proceso que influye en las características organolépticas y en la textura de la carne. Tuvo una excelente acogida y en la primera edición conseguimos que se presentaran catorce carnicerías, un éxito que hemos repetido hace unas semanas en la II edición del concurso.

Coincidiendo con este certamen, decidimos apostar por celebrar el Día de la Ternera de Navarra, con una excelente acogida tanto por parte de los medios de comunicación, como del propio sector. Y es que debemos seguir apostando por la calidad, la sostenibilidad, el medio ambiente y sobre todo por garantizar un modo de vida en la Montaña de Navarra. Sin la ganadería extensiva sería muy complicado mantener nuestros pueblos, nuestra diversidad y la garantía de un producto autóctono. Hay que tener en cuenta que bajo el amparo de Ternera de Navarra se acogen más de 500 explotaciones ganaderas, 17 comercializadores y 175 puntos de venta, así como 9 industrias cárnicas, en la mayoría de las ocasiones todas ellas ubicadas en el medio rural.

Durante todos estos años, ha sido una constante el esfuerzo que hemos hecho por llegar a las nuevas generaciones, hemos intentado reforzar la importancia de que los niños dispongan de un mejor conocimiento de los alimentos, hemos intentado inculcar hábitos de vida saludables, y hemos luchado por defender un producto fresco, natural, rico en proteínas de alto valor biológico, imprescindibles en la dieta equilibrada de niños y adolescentes.

El camino no ha sido fácil. De hecho, tenemos en nuestro horizonte retos a los que nos vamos a tener que enfrentar: deberemos ser capaces de contrarrestar las informaciones negativas sobre la carne que cada poco tiempo inundan los medios de comunicación;deberemos apostar por nuevos formatos de venta y nuevas formas de comercialización;deberemos intentar llegar a la restauración...

En fin, son muchos los frentes. Pero tengo plena confianza en el sector, en los hombres y mujeres que estáis vinculados de una u otra forma con Ternera de Navarra. Porque estáis convencidos de lo que hacéis, porque creéis en lo que decís y porque, por encima de todo, ofrecéis un producto honesto, rico e inigualable.

Quiero daros las gracias por el apoyo que me habéis transmitido durante estos casi seis años, una etapa de mi vida que no olvidaré jamás, y deciros que contéis conmigo para lo que necesitéis. Seguiremos luchando juntos por el futuro de nuestra Ternera de Navarra.

El autor es presidente de Ternera de Navarra 2012-2018