Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los 190 millones extra de González y Cifuentes

La Comunidad madrileña tuvo que pagar bajo su mandato intereses por abonar tarde las facturas

Sábado, 30 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Cristina Cifuentes.

Cristina Cifuentes. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Cristina Cifuentes.

pamplona- El Gobierno madrileño ha tenido que rascarse el bolsillo por pagar fuera de plazo facturas y demorar el abono de sentencias judiciales condenatorias. Entre los ejercicios 2013 y 2017 (ambos inclusive) la Comunidad de Madrid sumó a su partida de gastos 189.248.720 euros extra en intereses de demora. Cinco años en los que el Ejecutivo autonómico estuvo presidido primero por Ignacio González y después por Cristina Cifuentes. El 43% de esos intereses, 83 millones de euros, aparecen en el capítulo sanitario, concretamente por atender con bastante retraso las facturas de los proveedores de 27 hospitales públicos de la región, según informó El Confidencial.

Los datos, oficiales, han sido facilitados por la Comunidad de Madrid tras varias peticiones de información hechas por el grupo de Ciudadanos, que quería analizar con rigurosidad cómo ha estado cumpliendo estos años el Ejecutivo autonómico con sus proveedores. “Estas cifras demuestras que el gobierno del PP es un nefasto gestor. Su despilfarro lo están pagando los madrileños. Con 189 millones de euros sería posible que las familias madrileñas disfrutasen durante cuatro años y medio de nuestra Ley de Gratuidad de Libros de Texto, una medida aprobada por la Asamblea que el Gobierno ha renunciado a poner en marcha de forma integral. También se podrían haber construido 48 colegios o 54 centros de salud”, señala el diputado naranja César Zafra.

Las administraciones públicas tiene un plazo legal de 30 días naturales para pagar a sus proveedores. Pasado ese tiempo, las empresas tienen derecho a exigir intereses de demora. En diciembre de 2017, un Real Decreto cambió la metodología para calcular esos 30 días. Antes empezaban a contar desde la entrada de la factura en el registro administrativo o sistema equivalente.

Pero el Consejo de Política Fiscal y Financiera el 29 de junio de 2017, con el objetivo de adaptarse a la normativa europea, decidió que los 30 días debían contabilizarse desde la aprobación o conformación de las facturas, no desde el registro de las mismas. El periodo analizado por Ciudadanos (2013-2017), no obstante, incluye el anterior sistema. - D.N.