Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Lamenta no supervisasen la fusión de Banca Cívica

Merino cierra su comparecencia “convencido” de que el final de Can podría haberse evitado

Lamenta que el consejo de administración no supervisase la fusión de Banca Cívica

Andoni Irisarri | Javier Bergasa - Sábado, 30 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Manuel López Merino, en el Parlamento de Navarra.

Manuel López Merino, en el Parlamento de Navarra. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Manuel López Merino, en el Parlamento de Navarra.

Pamplona- El Parlamento de Navarra concluyó ayer la tercera y última comparecencia de Manuel López Merino en la comisión que investiga la desaparición de Caja Navarra. Y lo hizo con el mismo mensaje troncal que ha impregnado las quince horas de declaración que en total ha prestado el ex director de la Caja de Ahorros Municipal de Pamplona (CAMP) y posteriormente director adjunto de la Caja Navarra post-fusión: todo estopudo haberse evitado.

Y con todo esto se refería López Merino a la desaparición -en “tres años”, como precisó durante su primera comparecencia el 15 de junio- de una entidad financiera “potentísima”. ¿Las razones del desastre? Una estrategia directiva “desperdigada y ecléctica”;un consejo de administración “lleno de prima donna” -ayer dijo que aquello era “la hoguera de las vanidades”- y un Gobierno de Navarra ausente de su función supervisora y también en la asunción de responsabilidades.

“Estoy convencido de que el final se podría haber evitado”, reflexionó, amargo, casi al final. Un poco antes, y a modo de conclusión, dijo que los últimos años de Caja Navarra se habían parecido a una “huida hacia adelante”, una metáfora que ha empleado en más de una ocasión durante estos tres días de comparecencia y que aseguró que dijo Xabier Alkorta (ex director general de Kutxa) cuando le preguntaron por la situación que se estaba viviendo en Navarra.

nadie vio nadaHay un punto de inflexión claro para López Merino en todo el desenlace final: la conformación de Banca Cívica junto con CajaSol, Caja Canarias y Caja Burgos en forma de SIP (sistema institucional de protección). “Fue un cono de deyección en el que se taparon un montón de errores”, reflexionó. “Pero si ese tiempo se hubiese empleado en hacer una due diligence (una investigación sobre la operación), se hubiesen detectado las deficiencias en Caja Canarias y Caja Burgos, y sobre todo del tercero en discordia: CajaSol, que aquello era un agujero”, añadió.

Eso fue un error grave para Merino. “Todos esos doctores en Derecho Fiscal, esos exministros negociadores del consejo, tantas personas bien formadas... ¿No vieron ningún deterioro cuando hubo que quitar 400 y 510 millones de reservas?”, lanzó a la comisión, acordándose de esas prima donna a las que se refirió el primer día. Modelos diferentes existían, y no había que irse muy lejos. “Cuando veo el consejo de Caja Rural y veo agricultores, medianos empresarios, gente que sabe qué es ganar un euro... y veía el de Can y era la hoguera de las vanidades”, se quejó, dejando para la interpretación de cada uno “al servicio de quiénes estaban” esos consejeros “muy bien pagados”. “Lo único que pudo salvar a las cajas era la prudencia. Las cajas, en sí, no eran el problema. El problema es su mal uso, su mala dirección, y su equivocada gestión”, concluyó.

etiquetas: merino, can, comision

Últimas Noticias Multimedia