Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Italia deja morir a cien migrantes, tres de ellos bebés, en un naufragio

Open Arms denuncia que no recibieron el aviso del bote en el que 150 personas salieron de Libia

Sábado, 30 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- Al menos cien migrantes han desaparecido en aguas del Mediterráneo, frente a la costa de Libia, al naufragar el bote neumático con el que trataban de llegar a las costas de Europa, según informó la Guardia Costera de Libia.

La oficina de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Libia aseguró en Twitter que prestó ayuda a “16 supervivientes traumatizados”. Además, explicaron que no sabían ayer cuántas personas estaban desaparecidas.

Según informó la Guardia Costera local, el naufragio se produjo la misma noche en que los eurodiputados debatían sobre la cuestión migratoria, un mayor control de las fronteras, el bloqueo de los migrantes que intentan llegar a Europa a través del Mediterráneo, y la creación de centros de detención de migrantes dentro y fuera de la Unión Europea.

El naufragio tuvo lugar a unas 25 millas de la ciudad de Qarabuli, lugar desde donde partió la embarcación. Al parecer, la causa fue un incendio que se desató después de que se produjera un fallo en el motor. La noticia del naufragio despertaba a la tripulación de Open Arms, el único barco de rescate especializado y con médicos a bordo. A través del canal 16 de la emisora de radio recibieron una información informal sobre una balsa en peligro: 150 personas en peligro. Viajaban sin chalecos.

Recibieron tarde el Mayday desde el centro de coordinación de salvamento de Malta. “Una balsa en peligro con unas 100 personas a bordo. Los barcos en el área enviad posiciones y asistid si es necesario”, indicaban.

Horas después, las autoridades libias informaron de la muerte de al menos 100 personas cerca de Trípoli después del hundimiento de la barca en la que intentaban llegar a la Unión Europea, según indicaron los supervivientes a los “guardacostas libios”. Se recuperaron también los cuerpos sin vida de tres bebes fallecidos.

Se desconoce si los muertos viajaban en la balsa en peligro de la que el Open Arms recibió el aviso oficial una hora y media más tarde o en las otras dos interceptadas por las autoridades libias. “Nos tienen que avisar. Esto es ilegal. Priorizan la cárcel, los supuestos intereses de Europa sobre la vida de las personas”, sentenció Guillermo Cañardo, médico y jefe de misión. El director de la ONG Open Arms, Oscar Camps, lamentó que ni Italia ni ningún otro país contase con su ayuda: “De golpe nos omiten, de golpe nos ignoran, no nos llaman y siguen muriendo, a pocas millas de donde estamos nosotros”.

Por otra parte, la Guardia Costera interceptó a otros 200 migrantes y refugiados que viajaban a bordo de dos embarcaciones también al este de Trípoli. La OIM estima que más de 7.000 personas han sido devueltas por los guardacostas libios este año. - D.N.