Problemas con las inversiones en el Ayuntamiento de Egüés

Mikel Bernués Patxi Cascante - Sábado, 30 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

sarriguren- Polideportivo, Casa de Cultura y Escuela Infantil. Los tres proyectos de mayor envergadura de la legislatura en el Valle de Egüés se han convertido en un quebradero de cabeza para el Ayuntamiento después del incremento del gasto previsto en hasta cinco millones de euros -con el aumento del coste de los materiales como principal argumento- respecto a las cifras que los propios redactores de los proyectos barajaban en un primer momento.

El precio estimado inicialmente para el polideportivo, de 4,2 millones, se sitúa en 5,1 millones, la Casa de Cultura asciende de 5,5 a los 9,6 millones que plantean ahora los redactores. Y la Escuela Infantil pasa de un millón a 1,5. Los concursos para adjudicar polideportivo y escuela infantil convocados en mayo quedaron desiertos por el bajo, y ante la falta de acuerdo municipal para licitar Casa de Cultura y Polideportivo (otra vez), ambos proyectos se han guardado en un cajón hasta septiembre.

la escuela infantilParecía que ayer podía aprobarse en el pleno el pliego de condiciones para la construcción de la futura escuela infantil de Sarriguren por 1.582.536 euros (IVA excluido). Sin embargo, el portavoz de UPN Juan José González Iturri argumentó que “falta documentación para poder proceder a esta adjudicación, y por lo tanto, en aplicación del mencionado artículo 92 del ROF solicitamos a la presidencia que retire el punto del orden del día hasta que consten la totalidad de los documentos e informes preceptivos para la aprobación de dicha adjudicación”, dijo.

Así se hizo. “Ya veo el interés que tiene por la ciudadanía UPN”, censuró el alcalde Alfonso Etxeberria (Geroa Bai), que aseguró que todos los informes estaban en poder del secretario y “en lugar de ir de cara y preguntarle por el informe, de una manera trapera se intenta tumbar el punto y dejarlo sobre la mesa. Pues lo han conseguido”, dijo para acto seguido convocar a la Corporación al próximo miércoles día cuatro para, esta vez sí, debatir y votar el pliego.

Antes Álvaro Carasa (I-E) había anunciado su voto favorable al pliego al entender “la necesidad y urgencia” de la escuela, que se prevé que empiece a funcionar en el curso 2019-2020. Y Mikel Bezunartea (PSN) expresó que “lo más grave es el informe de viabilidad que engloba las tres infraestructuras” y, respecto a la 0-3 y su incremento, dudó de que el Gobierno de Navarra cumpla su parte y pague tanto la infraestructura como su sobrecoste en virtud del convenio del PSIS de Salesianos suscrito en 1998. Para Iván Méndez (Somos Eguesibar) la escuela infantil era “uno de los puntos más ilusionantes y con mayor impacto positivo para las familiares”, y destacó su polivalencia y versatilidad para poder convertirse en un futuro, en un gaztetxe o centro de ocupación, centro de mayores.

Y Amaia Etxarte (EH Bildu) también apuntó a la necesidad de la escuela infantil y el “plus añadido” de su polivalencia, pero exigió un informe a propósito del sobrecoste respecto al proyecto inicial al “no considerar suficiente el informe del equipo técnico”.