Lácar Memoria del pasado

Sábado, 30 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El ejército liberal avanza en formación por las calles de Lácar durante la representación del pasado sábado. Fotos: maite gonzález

El ejército liberal avanza en formación por las calles de Lácar durante la representación del pasado sábado. Fotos: maite gonzález

Galería Noticia

El ejército liberal avanza en formación por las calles de Lácar durante la representación del pasado sábado. Fotos: maite gonzálezEl montaje se completó con distintas escenas de la vida cotidiana de la época.La dureza de la guerra quedó patente en esta cita.Los soldados carlistas disparan en un momento de la representación.Pedro Echávarri, en el papel de párroco, se encargó también de dirigir la obra.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Los uniformes de soldados y oficiales de los ejércitos carlista y liberal volvieron a verse el sábado en las calles de Lácar con motivo de la representación de la batalla de la localidad. La cita recuerda el enfrentamiento que tuvo lugar en este pueblo del valle de Yerri el 3 de febrero de 1875. Los carlistas sorprendieron relajados a los liberales, que comían en Lácar, y su ataque supuso un gran revés para este ejército, aunque finalmente la guerra no la ganaron los carlistas En Lácar a punto estuvo de ser capturado un joven Alfonso XII de 18 años, lo que generó la copla dedicada al rey, En Lácar, chiquillo;te viste en un tris;si don Carlos te da con la bota;como una pelota te planta en París. Como en otras ocasiones, este espectáculo en torno a la batalla de Lácar trato de transmitir que las guerras suponen dolor, destrucción y muerte en aquellos lugares en los que se producen.

En esta edición de 2018, la representación de la batalla de Lácar contó con novedades, como la representación de un viático, ritual que se realizaba con los moribundos. Además, se incorporaron varias escenas nuevas. La parte musical corrió a cargo de la Coral Camino de Santiago de Ayegui, que interpretó canciones de la época y alusivas a las guerras carlistas. Asimismo, la fanfarre Alkaburua de Estella-Lizarra interpretó varias piezas y sus integrantes representaron a los miembrosde la banda del regimiento Valencia del ejército liberal.

300 intérpretesEn la representación intervinieron más de 300 participantes entre músicos, actores y extras, bajo la dirección de Pedro Echávarri de Kilkarrak, que además interpretó el papel del párroco. Por su parte, los integrantes del grupo de teatro el Chaparral de Abárzuza protagonizaron varios papeles. El espectáculo se completó con caballería, un cañón, etc. Así, esta representación de la batalla de Lácar destacó por su rigor histórico tanto en su ambientación, como en el armamento, vestuario, etc.

Según explicaron desde la Asociación Turística Tierras de Iranzu, organizadora de la representación, “el eje del guión está basado en la propia batalla de Lácar, como el ejército carlista ataca cogiendo por sorpresa al ejército liberal, que en ese momento come tranquilamente en la plaza, mientras toca la banda del regimiento Valencia”.

Además del propio enfrentamiento bélico en sí, la representación se ambientó con la recreación de distintos aspectos de la vida diaria en el siglo XIX. Así, vecinos y vecinas representaron la escuela, las tareas diarias o los juegos infantiles en una plaza de Lácar que se ambientó de forma cuidadosa para la ocasión.

La batalla de Lácar se enmarcó en el programa Las guerras carlistas en Tierras de Iranzu que organiza la Asociación Turística Tierras de Iranzu con la colaboración de los concejos de Lácar y Arandigoyen, el Ayuntamiento de Yerri, Bodegas Lezaun, Fundación Caja Navarra, Carné Joven y departamento de Turismo del Gobierno de Navarra.

Además de la representación del pasado sábado, el programa se completó el fin de semana anterior con una visita guiada teatralizada a Santa Maria de Eguiarte, entre Lácar y Alloz.

Por su parte, el domingo 24 se realizó una visita guiada a las excavaciones arqueológicas que se están llevando a cabo en el fuerte carlista de San Juan en la cercana Arandigoyen. El arqueólogo responsable de los trabajos, Iban Roldán, se encargó de explicar los hallazgos que se han producido en esta antigua fortificación, que utilizó el ejército carlista. Al finalizar la visita, se ofreció a los y las participantes una degustación basada en la alimentación de la tropa carlista, un rancho de batalla que se acompaño con distintos vinos de la tierra, de los que disfrutaron los asistentes.