Las lluvias de este año impedirán una cosecha récord del cereal

El trigo y la cebada ocupan el 80% de la superficie cultivada en Navarra

En la Comunidad Foral se recogieron el año pasado 363.781 toneladas de trigo y otras 359.935 de cebada

Erik Mugarza | Javier Bergasa - Domingo, 1 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Una cosechadora en un campo de cereal ayer, tras las lluvias de la noche del viernes, con Pamplona y Barañáin al fondo.

Una cosechadora en un campo de cereal ayer, tras las lluvias de la noche del viernes, con Pamplona y Barañáin al fondo. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Una cosechadora en un campo de cereal ayer, tras las lluvias de la noche del viernes, con Pamplona y Barañáin al fondo.

“Lo más problemático es que las tormentas y las lluvias entorpezcan la cosecha” “Los precios ya no son como antes: ahora, poner un barco de maíz en un puerto vale muy poco”

Pamplona- Este año vuelve a arrancar la campaña de cosecha del cereal en Navarra. No obstante, en esta ocasión no se espera que la Comunidad Foral alcance una cifra récord, debido a factores de carácter climático.

“La situación de la campaña de cosecha es muy prematura y, por lo tanto, los datos que se puedan manejar son extremadamente estimados”, explica Jesús Goñi Rípodas, del departamento de Desarrollo Rural, quien añade que “es posible destacar las abundantes precipitaciones caídas, sobretodo por el número de días de lluvia, más que por la cantidad total”.

“Ha sido un año con una climatología muy complicada”, dice, por su parte, el presidente de UAGN, Félix Bariáin, quien también señala que “lo más problemático es que las tormentas y las lluvias entorpezcan la cosecha”, ya que “el cereal tiene que tener una humedad determinada;no se puede almacenar con unas condiciones de humedad altas”. En ese sentido, Fermín Gorraiz, miembro de la ejecutiva de EHNE asegura que la lluvia repercutirá negativamente en el grano. Debido a eso, Jesús Goñi alega que “hablar de previsión de productividades totales es muy aventurado”, pese a lo cual, a nivel de Navarra, se puede hablar de “una campaña no mala, pero tampoco de récord, con las zonas medias y sur de Navarra mejores que la zona norte, en lo que se refiere a campañas normales”. Respecto a esto, Bariáin también declara que “en las parcelas tratadas en el invierno y abonadas, la cosecha será bastante aceptable, tirando a buena;pero en aquellas que no se han podido realizar labores con normalidad, la campaña será peor debido a la proliferación de las malas hierbas al no tratarse por la climatología”.

Goñi añade que “a pesar de haber sido una campaña en la que el inicio estuvo marcado por una ausencia de lluvias, ha terminado siendo la que más días de lluvia ha tenido en casi todas las zonas”. Este factor “indudablemente, ha marcado claramente las productividades finales”. Afirma que “las primeras impresiones, de los datos que van llegando, son de productividades muy dispares entre parcelas, probablemente ligado al mejor o peor drenaje de los terrenos”.

Goñi explica que “trigo y cebada son los principales cultivos extensivos de invierno de Navarra, ocupando más del 80% de la superficie, con una ligera predominancia de la cebada respecto al trigo”. En cuanto a la cebada, Gorraiz señala que “está saliendo menos cosecha de lo que se esperaba, debido a que ha llovido mucho y, aparte, ha habido zonas en las que ha salido hierba”;y respecto al trigo, que “hasta que no se coseche, no se va a saber cuál va a ser el rendimiento, pero parece que no va a ser un buen año”. El miembro de EHNE recalca que “de cebada y trigo, se suelen coger en torno a 360.000 toneladas, y de maíz unas 150.000, aunque en la zona de la Baja Montaña podría haber menos que en un año bueno”.

En lo que se refiere a las principales zonas de cultivo, el presidente de UAGN explica que la cosecha se desarrolla “de abajo hacia arriba: comienza a la derecha del Ebro y en las Bardenas y acaba al norte de Pamplona”. La cosecha ya ha comenzado “en la Zona Media, en Tierra Estella y en la Ribera, de manera generalizada;pero las lluvias, como las de este viernes, volverán a frenar la recolección”, reitera Bariáin.

En cuanto a los precios, el presidente de UAGN afirma que “en un mercado tan globalizado como el del cereal, los precios los marcan las cosechas mundiales”. Pero insiste en que “no puede ser que se cobre por el cereal precios de hace 30 o 40 años;y en cambio, los inputs se multipliquen por tres y por cuatro, como, por ejemplo, el incremento del 30% del gasóleo. Es una situación que algún día estallará, y cuando ocurra, la ciudadanía se dará cuenta de la importancia de los cereales en la alimentación mundial”. Goñi coincide en que “si la incertidumbre de rendimientos productivos es grande, la de precios es mayor, ya que depende de aspectos mucho más lejanos que la productividad en Navarra”. Por su parte, Gorraiz explica que “el tema de los precios ya no es como antes: en el pasado, cuando había mala cosecha los precios subían;ahora, con la globalización, poner un barco de maíz de América en un puerto de Europa, por ejemplo, vale muy poco, y no hay diferencias de precios por buenas o malas cosechas”.

En todo caso, Bariáin espera que los resultados sean “mejores que el año pasado”, pero que “hasta que no esté todo el trigo en el granero no se puede aventurar nada”, mientras que Gorraiz asegura que este año será “mediano, ni bueno ni malo”. Bariáin también cree que, pese a esta situación excepcional, las fechas no son “anormales desde el punto de vista histórico”, ya que “en la Zona Media” se sigue el patrón habitual, a pesar de que “en el sur lo normal es que la cosecha ya esté terminada”. Así concluye que “la cosecha se puede retrasar hasta que el tiempo quiera. Si aparece la lluvia, mucho me temo que habrá cosechadoras hasta agosto”.

datos clave

Factores. Entre los factores que probablemente impedirán que la producción de cereal de este año alcance cifras récord, se podrían mencionar el calor y la humedad y, especialmente, las lluvias y tormentas, que podrían entorpecer la cosecha. Asimismo, algunos aprecian productividades muy dispares, lo cual se relaciona probablemente al mejor o peor drenaje de los terrenos.

Los principales cultivos. Predominan el trigo y la cebada, que ocupan más del 80% de la superficie, con una ligera predominancia de la cebada respecto al trigo. Pese a ello, cada vez abundan más otros cultivos, como la avena o las colzas.

Principales zonas de cultivo. De acuerdo con las explicaciones de Félix Bariáin (UAGN), la cosecha se desarrolla “de abajo hacia arriba: comienza a la derecha del Ebro y en las Bardenas y acaba al norte de Pamplona”.

Precios. Fermín Gorraiz (EHNE) explica que “lo de los precios ya no es como antes: en el pasado, cuando había mala cosecha los precios subían;ahora, con la globalización, poner un barco de maíz procedente de América en un puerto de Europa, por ejemplo, vale muy poco dinero, y no hay diferencias de precios por buenas o malas cosechas”.

Cifras del cereal

4.162

toneladas de trigo duro. Navarra produjo el año pasado 4.162 toneladas de trigo duro, de los cuales 666 eran de secano y 3.496 provenían de regadío.


359.619

toneladas de trigo blando.El año pasado se produjeron 359.619 toneladas de trigo blando, de los que 274.098 eran de secano y 85.521 de regadío.


359.935

toneladas de cebada. El año pasado se cosecharon 287.290 toneladas de cebada mediante secano y otras 72.645 toneladas provenientes de regadío.

56.183

toneladas de avena. Navarra cosechó el año pasado 51.573 toneladas de avena procedentes de secano y otras 4.610 mediante regadío.

Últimas Noticias Multimedia