El candidato que promete acabar con los grandes males

Por tercera vez, Andrés Manuel López Obrador opta a la Presidencia y está más cerca que nunca de ganar

Domingo, 1 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

México D.F.- Andrés Manuel López Obrador, el gran favorito para ganar hoy las elecciones, está convencido de que puede acabar con los grandes males del país: la corrupción, la impunidad, la violencia o la desigualdad social. A sus 64 años, López Obrador opta por tercera ocasión a la Presidencia y esta vez, con un 48% de intención de voto, parece estar mas cerca que nunca de liderar el cambio que clama el país. AMLO -llamado así por sus iniciales- ha situado la lucha contra la corrupción en el principal eje de su campaña al tiempo que promete gobernar de una manera responsable, nacionalista, popular y con espíritu de servicio público. De ahí que diga abiertamente que se identifica con los presidentes Lázaro Cárdenas, quien nacionalizó la industria petrolera, redistribuyó tierras y promovió la educación o con Benito Juárez, considerado un liberal y uno de los padres de la patria.

Sus propuestas, para algunos demasiado socialistas y populistas, le han llevado a ser comparado con el venezolano Hugo Chávez, y ser considerado un peligro para México. Formado en las filas del institucionalista Partido Revolucionario Institucional (PRI), en los 60 y 70, Andrés Manuel siempre estuvo más inclinado hacia la corriente izquierdista del partido y, por ello, fue acusado de “difundir ideas socialistas”. A mediados de los 80 renunció al gobierno, donde era titular del Centro de estudios políticos, económicos y sociales del Comité directivo estatal del PRI al asegurar que “el partido no tenía remedio”. En 1988, fue testigo del fraude electoral que le dio la victoria a Carlos Salinas de Gortari sobre Cuauhtémoc Cárdenas, quien se presentaba como el primer candidato de izquierda que se enfrentaba al PRI.

Tras ello, AMLO fue uno de los fundadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), por medio del cual logró la presidencia de su estado natal, Tabasco. En 2012, tras perder las segundas elecciones presidenciales ante Peña Nieto y de acusar de un nuevo fraude se deslindó del PRD y formó el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), con la que pretende llegar a la presidencia del país. - C. Sánchez Reyes