MUEREN LOS 11 integrantes de una familia

La Policía apunta a un ritual místico como causa del suicidio colectivo en Nueva Delhi

EFE - Lunes, 2 de Julio de 2018 - Actualizado a las 12:35h

La policía inspecciona la casa donde se ha encontrado los cadáveres de 11 personas de una misma familia en Nueva Delhi (

La policía inspecciona la casa donde se ha encontrado los cadáveres de 11 personas de una misma familia en Nueva Delhi (EFE)

Galería Noticia

La policía inspecciona la casa donde se ha encontrado los cadáveres de 11 personas de una misma familia en Nueva Delhi (

NUEVA DELHI. La policía reveló hoy que la muerte de los once integrantes de una familia encontrados en su mayoría con los ojos vendados y colgados de una viga en una vivienda en el norte de Nueva Delhi se trató de un supuesto "ritual espiritual-místico".

Los cuerpos fueron encontrados el domingo por la mañana en el interior de una residencia en el área de Burari, diez de ellos colgados, mientras que el cadáver de una anciana fue localizado en el suelo en una habitación contigua, explicó a Efe el comisionado de Policía del distrito Norte de la capital india, Vinit Kumar.

La fuente afirmó que al principio trataron el suceso como un caso de "asesinato", pero la investigación dio un vuelco cuando encontraron "notas escritas a mano" en la vivienda con descripciones que coinciden "con el modo en el que los cuerpos fueron hallados".

"La mayoría de las notas indican que algo estaba teniendo lugar, algo de una naturaleza espiritual-mística", aseguró el agente, que añadió que están investigando quién puedo redactar las notas en las que aparecía cómo debían vendarse los ojos o atar las manos.

El agente aclaró que descartaron también el robo porque la casa no fue saqueada y todos los artículos de valor se encontraban intactos, incluidos los teléfonos móviles o las joyas de oro que portaban las mujeres fallecidas.

La familia tenía un negocio de muebles y una tienda de alimentación en la zona, y los vecinos no habían detectado nada inusual en el comportamiento de las víctimas, que llevaban viviendo en el inmueble desde hace dos décadas, concluyó Kumar.