Editorial de diario de noticias

El turismo, un sector clave en Navarra

Esta actividad supone ya el 7% del PIB de la Comunidad Foral, que el año pasado fue visitada por 1,45 millones de personas que, con un gasto medio de 678 euros, desembolsaron unos 984 millones de euros

Lunes, 2 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

navarra tiene en el turismo un sector clave de su economía, que todavía es más acentuado en el mundo rural y local, por la importancia que significa dicha actividad en este ámbito. Sólo en 2017, el turismo generó unos ingresos en la Comunidad Foral cercanos a los 984 millones de euros. Fue el desembolso efectuado por los 1,45 millones de personas que optaron por visitar nuestro territorio y que hicieron un gasto medio de 678 euros durante el conjunto de su estancia y de 114 por día. En términos absolutos, el turismo supone ya el 7% del Producto Interior Bruto (PIB) y son 2.476 las empresas vinculadas a este negocio, que emplean a unos 22.700 trabajadores. El buen momento que atraviesa el turismo se nota en la globalidad de su oferta. En el caso del alojamiento rural, el año pasado se cerró con la cifra récord de 429.233 visitantes, que se repartieron entre casas rurales, albergues y campamentos, y que representa el 29% del total del turismo. La ocupación en estos establecimientos es más elevada en navidades y Semana Santa, cuando se suele rozar el lleno, si bien en verano ronda el 44%. La creciente demanda de este tipo de ocio vacacional lógicamente también tiene repercusión en la oferta, cada vez más amplia y de más calidad. En la actualidad, Navarra cuenta con casi 800 casas rurales censadas y 25 campings, que también en 2017 alcanzaron un récord de viajeros hasta alcanzar los 163.699. En cuanto a los albergues, que se han multiplicado por cuatro en la última década, cerraron el pasado ejercicio con casi 29.000 personas alojadas. Mayor todavía ha sido el crecimiento en los hoteles rurales, donde se ha pasado de contar con uno en 2005 a disponer de 31 en 2015. El turismo en Navarra, no obstante, también tiene sus debilidades. El Plan Estratégico del Gobierno foral alerta de que una parte significativa de sus trabajadores no tiene la formación y cualificación deseadas. Una de las principales carencias es la falta de conocimiento de idiomas, que especialmente afecta al personal que se ocupa de las labores de recepción. Pero también hay falta de camareros y cocineros. Un problema detectado que se va a tratar de ir corrigiendo con el recién creado Centro de Estudios Turísticos de Navarra, cuyo objetivo no es otro que mejorar la competitividad de las empresas del sector a través de la formación de sus profesionales.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »

Últimas Noticias Multimedia