Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Desarticulada una red mundial de droga con un laboratorio en Irun

Los narcos operaban en España y Bulgaria, desde donde movían la mercancía por toda Europa

Lunes, 2 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Fotografía del laboratorio de estupefacientes desmantelado en Irun.

Fotografía del laboratorio de estupefacientes desmantelado en Irun. (Foto: Policía Nacional)

Galería Noticia

Fotografía del laboratorio de estupefacientes desmantelado en Irun.

san sebastián- Una investigación conjunta entre el Cuerpo Nacional de Policía y las autoridades búlgaras ha permitido desarticular una red internacional de tráfico de estupefacientes que operaba en ambos países y detener a tres personas, una de ellas un químico que presuntamente elaboraba droga sintética en un laboratorio de Irun (Gipuzkoa), que ha sido desmantelado.

Según informó ayer la Dirección General de la Policía en una nota, uno de los dos arrestados en Bulgaria es el presunto máximo responsable de la organización, quien supuestamente dirigía su actividad desde Ibiza.

En la operación, desarrollada en colaboración con la Agencia Estatal de Seguridad de Bulgaria (DANS) y la Fiscalía Regional de Varna (Bulgaria), han sido intervenidas más de 16 toneladas de sustancias precursoras de la droga.

La investigación policial se inició a mediados del noviembre de 2017 cuando, gracias a la cooperación internacional, las autoridades españolas supieron que un ciudadano holandés, residente en Ibiza, dirigía un grupo dedicado a la introducción en Europa de gran cantidad de precursores de estupefacientes y cocaína a través del Puerto de Varna (Bulgaria), oculta en contenedores marítimos procedentes del sureste asiático y Sudamérica.

El destino de estas sustancias eran los Países Bajos y España, donde la organización disponía de laboratorios para el tratamiento y fabricación de pastillas de éxtasis, entre otras drogas químicas, para su posterior distribución en países de la Unión Europea.

Las pesquisas apuntaban a que el principal investigado organizaba desde su domicilio en las islas Baleares la recepción de los envíos que llegaban de Bulgaria y su distribución posterior hacia los Países Bajos y España.

Además, la Policía averiguó que su expareja figuraba como responsable de una empresa dedicada a la compraventa y alquiler de inmuebles, lo que facilitaba un entramado logístico utilizado por la organización para mantenerse en España y dirigir desde aquí las operaciones. - Efe

Últimas Noticias Multimedia