Trump amenaza a la UE con agudizar la guerra comercial

La Comisión Europea envió un aviso a Washington sobre las consecuencias que tendría dicha acción

Martes, 3 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Trump baraja imponer unos aranceles del 20% sobre los automóviles y componentes europeos.

Trump baraja imponer unos aranceles del 20% sobre los automóviles y componentes europeos.

Galería Noticia

Trump baraja imponer unos aranceles del 20% sobre los automóviles y componentes europeos.

Bruselas- Primero la administración americana impuso aranceles sobre el acero y el aluminio. Entra dentro del discurso comercial victimista de Donald Trump: el mundo se aprovecha de Estados Unidos. Hace poco la Comisión Europea puso en marcha sus contramedidas, y entonces el presidente estadounidense comenzó a amenazar con imponer aranceles sobre las exportaciones de vehículos y recambios de la Unión Europea, un sector clave para Alemania, que ya fue el Estado miembro más golpeado por el anterior paquete de aranceles.

Ahora la Comisión Europea advierte a Washington del riesgo de llevar a una escala mayor la guerra comercial. En una misiva enviada al Departamento de Comercio de EEUU Bruselas explica que la nueva medida americana llevaría a imponer contramedidas por valor de unos 50.000 millones de euros. En caso de que otros países también respondieran a esta nueva medida americana las contramedidas podrían afectar a 250.000 millones de euros en exportaciones estadounidenses.

En otras palabras: los actos de Donald Trump podrían provocar que el producto interior bruto (PIB) del país se contraiga entre 13.000 y 14.000 millones de euros. Como con el acero y el aluminio la administración americana se escuda en medidas de seguridad nacional para imponer los aranceles. En su carta la Comisión Europea explica que “la actual investigación tiene falta de legitimidad, bases factuales y viola las normas internacionales de comercio”.

Automóviles europeosTrump baraja unos aranceles del 20% sobre los automóviles europeos y sus componentes. Por el momento la Unión Europea grava los americanos con un 10%, mientras que Washington impone, hasta ahora, unos aranceles del 2,5% sobre los automóviles europeos.

Además el Ejecutivo comunitario explica que las exportaciones de automóviles de la UE a Estados Unidos son “estables” en línea con la producción americana y “respondiendo a señales del mercado”. “Las importaciones de automóviles de la UE no ponen en riesgo ni dañan la salud de la industria estadounidense y su economía”, continúa el mensaje.

Bruselas también recuerda que la industria americana lleva creciendo 10 años, y que las empresas europeas “contribuyen significativamente” a la riqueza estadounidense así como su empleo. Donald Trump enmarca estas decisiones en su intención de revertir el déficit comercial, es decir, que importa mucho más del bloque comunitario que lo que exporta a la UE. El Ejecutivo comunitario intenta señalar que estas nuevas medidas serían contraproducentes, explicando que el 60% de los automóviles europeos fabricados en EEUU se exportan a terceros países lo que mejora su balanza comercial. En total la industria automovilística europea genera 120.000 empleos directos en el país, y afecta a 420.000 empleos indirectos. El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, tiene previsto ir a Washington antes de finales de julio para abordar con Trump este conflicto comercial, un viaje en el que le acompañará la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström. El portavoz comunitario de Comercio, Daniel Rosario, instó a “no extrapolar” el contenido del documento a los temas que Juncker abordará en su encuentro con Trump y aclaró que se trata de una “formalidad”. - N.A.(Aquí Europa)

Los aranceles

Impacto. La Comisión Europea advirtió a EEUU que si impone aranceles del 25% a los coches y piezas de vehículos, las represalias podrían afectar a productos estadounidenses por valor de 252.000 millones de euros.

Campaña. La Cámara de Comercio de EEUU, que representa los intereses de 3 millones de negocios, lanzó ayer una campaña contra los aranceles de Trump a la UE, Canadá, México y China.