Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

21 meses por grabar y difundir un vídeo sexual de una pareja en la Carpa

G.G.D., de 23 años, aceptó la condena al aplicarle la atenuante de confesión y reparación del daño

Martes, 3 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- El Juzgado de lo Penal número 1 de Pamplona ha condenado a un joven, que responde a las siglas G.G.D., de 23 años, a 21 meses de prisión por grabar y difundir sin consentimiento un vídeo de una pareja que mantenía sexo oral en las inmediaciones de la carpa universitaria organizada por alumnos de la Universidad Pública de Navarra en abril de 2017. La sentencia fue dictada de conformidad entre las partes antes de que se celebrara el juicio. El condenado tendrá que indemnizar con 2.500 euros a la pareja (2.000 euros a la chica y 500 euros al chico). Además, el acusado no tendrá que ingresar en prisión si no comete un nuevo delito en los dos próximos años. El hombre ha sido condenado por un delito de descubrimiento y revelación de secretos, concurriendo las atenuantes de confesión (por haber reconocido los hechos) y de reparación del daño (por haber consignado los 2.500 euros).

Según recoge la sentencia, los hechos ocurrieron sobre las 20 horas en las inmediaciones de la carpa universitaria de Pamplona que se celebraba en la Ciudad Deportiva Amaya, donde una pareja “se dirigió a una zona arbolada próxima, que los ocultaba de la vista del resto de jóvenes que estaban participando en la fiesta, donde mantuvieron relaciones sexuales”.

“El acusado observó a la pareja y con conocimiento de que se trataba de un momento íntimo entre ambos y sin conocimiento ni consentimiento de ninguno de ellos, comenzó a grabarlos con su teléfono móvil, llegando a hacer zoom sobre ellos para que pudieran ser fácilmente identificables. El acusado guardó en su móvil al menos un vídeo de 41 segundos”, añade.

LO ENVIÓ POR WHATSAPPSegún continúa la sentencia, “una vez hubo elaborado el vídeo, lo transmitió a otras personas por medio de la aplicación WhatsApp”, llegando a conocimiento de una de las víctimas, puesto que amigos suyos lo recibieron, “si bien le enseñaron el vídeo pero no lo difundieron a terceras personas”. El acusado y una de las víctimas quedaron días después de los hechos y “éste le reconoció a ella que era él quien había grabado el vídeo y lo había difundido, siendo que posteriormente reconoció los hechos en su declaración en el juzgado”, recoge la sentencia. El pasado mes de mayo, el acusado consignó en la cuenta del juzgado y para pago de la responsabilidad civil la cantidad de 2.500 euros. - E.C.

Últimas Noticias Multimedia