La justicia investigó y archivó la supuesta compra ilegal de un hígado para Abidal por parte de Rosell

Según 'El Confidencial', la Audiencia Nacional abrió una pieza separada tras detectar cuatro conversaciones en las que el expresidente del Barça admite que la supuesta donación de un primo del jugador fue un montaje

EP - Miércoles, 4 de Julio de 2018 - Actualizado a las 11:23h

Abidal y Rosell, en una imagen de archivo.

Abidal y Rosell, en una imagen de archivo. (EFE)

Galería Noticia

Abidal y Rosell, en una imagen de archivo.

BARCELONA. Después de que haya salido a la luz la polémica por la presunta compra ilegal de un hígado para Eric Abidal, cuya versión oficial es que recibió la donación de un primo suyo llamado Gerard, el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ha informado de que el juzgado de instrucción 28 de Barcelona recibió, hace poco más de un año, una inhibición por parte de la Audiencia Nacional en relación a unos supuestos hechos delictivos que implicarían a Sandro Rosell por una supuesta compra ilegal de un órgano.

El juzgado practicó una serie de diligencias que no permitieron definir ni ilícito penal ni el supuesto autor de la compra. Por tanto, con informe favorable de la fiscalía, se acordó el archivo de las diligencias a principios de este año 2018, informa el TSJC en un comunicado.

ABIDAL SALE AL PASO La Fundación Eric Abidal, en su nombre y en la del propio jugador, ha informado de que "todo el proceso relativo" al trasplante de hígado del exjugador "se adecuó a los procedimientos y protocolos establecidos".

Mediante un comunicado remitido a EFE, desmiente "categóricamente" las informaciones difundidas sobre irregularidades en el tratamiento de su enfermedad.

"La Fundación Eric Abidal lamenta que se ponga en duda la honorabilidad de todos los implicados en el proceso, a quienes Eric Abidal les profesa una gran admiración y un enorme agradecimiento, en especial al donante, su primo Gerard", se asegura en el comunicado.

LO QUE PUBLICA 'EL CONFIDENCIAL' El expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell habría participado en la compra ilegal de un hígado para que le fuese trasplantado al francés Eric Abidal para ayudarle a superar el cáncer que se le detectó en 2011 y del que recayó gravemente un año después, según informa este miércoles 'El Confidencial'.

El diario señala que "al menos" cuatro llamadas telefónicas interceptadas por la Guardia Civil y la Policía Nacional demostrarían esta operación y que estas conversaciones ya han sido remitidas automáticamente a la jueza que investiga al empresario por blanqueo de capitales, la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, que ha abierto una pieza separada por considerar que esto podría ser constitutivo de un presunto delito de lesiones por tráfico de órganos.

En esa decisión contó con el pleno respaldo de la Fiscalía, que también concluyó que las manifestaciones detectadas eran suficientemente explícitas y contundentes como para ser investigadas en una causa penal independiente, recalca 'El Confidencial'.

Abidal, actual secretario técnico del conjunto azulgrana, fue diagnosticado con un cáncer de hígado en 2011, pero tras ser intervenido pudo continuar con su actividad deportiva antes de que una recaída en 2012 le obligase a someterse con urgencia a un trasplante del órgano. El defensa logró un donante y el FC Barcelona confirmó que este había sido un primo del propio jugador.

Sin embargo, 'El Confidencial' revela que intervenciones telefónicas realizadas en abril de 2017 han descubierto que el exmáximo mandatario azulgrana y "uno o varios colaboradores, uno identificado con su número de móvil y otro simplemente como 'Juanjo', por lo que podría tratarse de la misma persona", reconocen la compra ilegal de un hígado, lo que dejaría en un supuesto montaje la donación inicial.

El diario pone algunos de los extractos de las mencionadas llamadas en las que el interolocutor identificado como 'desconocido' le señala a Rosell que a Abidal le compraron "un hígado ilegal". "Y vendimos que era del primo", añade, sin recibir clara respuesta del empresario al respecto salvo un triple "sí".

En otra conversación con 'Juanjo', éste tilda de "hijo puta" al exdefensa francés y Rosell le replica diciendo que es "un grandísimo hijo de puta". "Le salvamos la vida", añade. "Abidal, si estás aquí sentado hablando conmigo es porque alguien te compró un hígado, ¿eh? Y no me hagas hablar más, ¿eh?", recalca de nuevo 'Juanjo' en otra de las llamadas al empresari