CAF apuesta por el liderazgo en autobuses eléctricos con la compra de la polaca Solaris

La firma adquirida, valorada en 300 millones, dispone de la más amplia gama de soluciones de electromovilidad urbana

Maialen Mariscal - Miércoles, 4 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Bus eléctrico inteligente de Vectia, situado bajo una batería de carga en Valladolid.

Bus eléctrico inteligente de Vectia, situado bajo una batería de carga en Valladolid. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

Bus eléctrico inteligente de Vectia, situado bajo una batería de carga en Valladolid.

pamplona- La estrategia de CAF de diversificar su actividad ferroviaria para adentrarse en otros mercados ha marcado uno de sus más altos exponentes con la adquisición, anunciada ayer, del fabricante de autobuses polaco Solaris. Esta operación sitúa a la firma de Beasain como “uno de los líderes actuales del mercado en el segmento de autobuses”, según aseguró ayer la propia CAF.

Solaris es una compañía valorada en alrededor de 300 millones de euros con una sólida presencia en el mercado del autobús urbano. Según la información facilitada por CAF, esta empresa con dos plantas en Polonia facturó el pasado año 444 millones de euros y mantiene una plantilla de 2.319 personas.

Solo durante el pasado ejercicio vendió 1.397 autobuses, lo que le permite estar presente en más de 700 ciudades de 32 países. Polonia, Alemania, Italia y los países bálticos, no obstante, son sus clientes más fuertes.

Junto con este nivel de actividad, una de las características que han resultado determinantes para que CAF se haya decidido a comprar la totalidad de sus acciones, que serán financiadas con deuda adicional, es su competitiva posición en la oferta de soluciones basadas en la electromovilidad.

En numerosas ocasiones la firma de Beasain, a través de comunicados de prensa y en declaraciones de su presidente, Andrés Arizkorreta, ha expresado su intención de explorar nuevos mercados centrados en soluciones de movilidad sostenibles. Prueba de ello fue la creación, junto con Castrosua, en 2013 de la filial Vectia, especializada en autobuses híbridos y eléctricos.

El entorno urbano es el más apropiado para el desarrollo de este tipo de tecnología, dadas sus reducidas dimensiones y su capacidad de dar servicio a un amplio conjunto de la población. Así lo ha entendido también CAF, que apuesta por autobuses sobre todo eléctricos para ampliar su actividad.

En este contexto, Solaris se presenta como una opción excelente. La compañía explicó que el fabricante polaco tiene una amplia oferta de autobuses, tanto convencionales como basados en el almacenamiento de energía.

La firma polaca tiene dos plantas en el país que facturaron 444 millones de euros el año pasado y emplearon a 2.319 personas

En este último caso, subrayó que dispone de la gama de soluciones más amplia del mercado, entre las que se encuentran vehículos híbridos, otros eléctricos impulsados únicamente por baterías, y vehículos que utilizan como energía el hidrógeno.

Este material es la base de una técnica que comienza a presentarse como alternativa a las iniciales baterías, de momento con retos a superar como su duración o el tiempo de carga. El hidrógeno carece de estos inconvenientes, aunque también presenta algunas carencias.

El reconocimiento internacional de Solaris se encuentra en hechos como que el pasado año su autobús eléctrico Urbino obtuvo el premio Autobús del Año, tal y como recordó CAF.

alianzaAmbas compañías saldrán fortalecidas tras la operación, en opinión de la empresa de Beasain. “Creo firmemente que CAF posee una visión adecuada de Solaris y que contribuirá al desarrollo de todo su potencial a escala global”, indicó la presidenta y consejera delegada de la empresa polaca, Solange Ols- zewska.

Andrés Arizkorreta, presidente de CAF, aseguró por su parte que “junto con Solaris crearemos al líder en soluciones de movilidad urbana más allá de lo ferroviario, particularmente en el segmento de la e-movilidad”, para añadir que la firma adquirida “conservará su carácter polaco”.

En cualquier caso, la operación creará sinergias entre dos compañías con actividades complementarias, además de permitirles ganar en dimensión con sus consiguientes ventajas, como una mayor y más variada oferta que podrá llegar a más potenciales clientes.

La adquisición también representa obtener mayor capacidad financiera y tecnológica que les permitirá acceder a un mayor número de licitaciones, además de obtener mayores conocimientos destinados al desarrollo de I+D y concentrar compras a un precio más competitivo.

La adquisición de Solaris se materializará en firme una vez que las autoridades de la competencia de Polonia y Alemania den su aprobación, respuesta que CAF confía en obtener en septiembre del presente ejercicio.