Asiron cesa del equipo de Gobierno a Aranzadi y a Eguino (I-E)

"No se puede hacer oposición al gobierno desde dentro", sostiene el alcalde - "Esta ciudad ha perdido la oportunidad de invertir 6 millones"

EH Bildu y Geroa Bai formarán ahora un equipo de Gobierno en minoría, mientras que Aranzadi e I-E pasan a la oposición, con UPN y PSN

D.N. - Miércoles, 4 de Julio de 2018 - Actualizado a las 13:08h

Asiron y Maider Beloki, en el centro de la mesa, flanqueados por Edurne Eguino y Laura Berro en una comparecencia anterior.VER VÍDEOReproducir img

Asiron y Maider Beloki, en el centro de la mesa, flanqueados por Edurne Eguino y Laura Berro en una comparecencia anterior.

Galería Noticia

Asiron y Maider Beloki, en el centro de la mesa, flanqueados por Edurne Eguino y Laura Berro en una comparecencia anterior.ReproducirAsiron y Maider Beloki, en el centro de la mesa, flanqueados por Edurne Eguino y Laura Berro en una comparecencia anterior.Asiron y Eguino, en una comparecencia conjunta el año pasado.

PAMPLONA. El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha anunciado la decisión de relevar de sus funciones a los grupos I-E y Aranzadi del equipo de gobierno municipal, aunque ha querido transmitir un mensaje de "tranquilidad" en el sentido de que el compromiso con el cambio "sigue intacto".

Así lo ha manifestado esta mañana en rueda de prensa, donde ha anunciado a los medios de comunicación la decisión de "remodelar el equipo de gobierno" tras la división del cuatripartito mostrada ayer en el pleno municipal.

Según ha indicado, esta remodelación está motivada por una "falta de confianza y entendimiento" generada ayer tras las abstenciones de I-E y Aranzadi en la votación de las inversiones financieramente sostenibles (IFS), que no pudieron ser aprobadas al obtener únicamente el apoyo de EH Bildu y Geroa Bai.

"Ayer en el pleno municipal, los grupos de IE y Aranzadi se situaron fuera del equipo de gobierno al no apoyar el proyecto de IFS y abstenerse en la votación -ha manifestado-, como alcalde no puedo entender esta postura si no es como una voluntad expresa e inequívoca de situarse fuera del equipo de gobierno y pasar a la oposición".

Asiron, que ha advertido que "cualquier otra motivación que pudiera haber, si no es esa, obedecería a una irresponsabilidad todavía mucho más difícil de entender", ha criticado la "irresponsabilidad extrema" mostrada por ambas agrupaciones.

En este sentido, ha lamentado que la "gravísima consecuencia" derivada del posicionamiento de los citados grupos "ha sido que este equipo de gobierno y la propia ciudad ha perdido la posibilidad de invertir 6 millones de euros" en la mejora de los barrios.

"Con esto no estoy diciendo en modo alguno que no hubiera dentro del equipo de gobierno un espacio para discrepar -ha matizado-, lo que no se puede entender de ninguna manera es que con su abstención tumbaran la globalidad del proyecto porque no fueron capaces de conseguir apoyo para sus propias enmiendas".

El alcalde ha añadido que "el único beneficiario de lo ocurrido ayer es esa derecha política y mediática que se está, literalmente, frotando las manos".

Además, ha esperado que la pérdida de esos 6 millones "pueda ser revertida" y puedan recuperarse. "Para ello, he dado orden a los concejales delegados de las áreas correspondientes para que se pongan a trabajar para buscar soluciones de cara a recuperar la mayor parte de esa capacidad inversora", ha comunicado.

Asiron ha explicado que se ha visto obligado a adoptar esta medida porque "la irresponsable actuación de IE y Aranzadi ha mermado totalmente la confianza de este alcalde". En este sentido, ha denunciado que "lo que no puede ser, en modo alguno, es que por perder sus propias enmiendas permitieran con su abstención que el grueso del proyecto decayera".

"Políticamente es inasumible y yo, como responsable último del equipo de gobierno, no puedo mirar a otro lado ante esta situación, por mucho que me pese y sea duro tomar este tipo de decisiones", ha dicho.

Sin embargo, ha querido transmitir un mensaje de "tranquilidad" porque "el compromiso por el cambio sigue intacto". "Esto no abre ningún periodo de crisis sino que, muy al contrario, la situación está de alguna manera resuelta y el cambio sigue adelante", ha aseverado.

Asimismo, ha explicado que la decisión de cesar a los hasta ahora concejales delegados viene acompañada "de manera inmediata" por nuevos nombramientos. De esta forma, Igualdad pasa a depender directamente de alcaldía, y el área de Participación va ubicarse bajo la dirección del concejal Mikel Armendáriz.

En cuanto al área de Acción Social, se fusionará con Desarrollo Comunitario y quedará bajo la dirección de la concejala Esther Cremaes, área en la cual se incluirá también lo referente a Mayores.

Las competencias en materia de Diversidad se integrarán dentro de la gestión de Cultura, por tanto bajo la dirección de la concejala Maider Beloki, mientras que Ecología Urbana y Movilidad se fusionará con Ciudad Habitable y Vivienda, bajo el liderazgo del edil Joxe Abaurrea.

A pesar de todo ello, ha tendido la mano a los concejales y grupos de IE y Aranzadi "para que sigan apoyando al cambio, aunque sea fuera de las concejalías delegadas". Tras reiterar que "la apuesta de estos dos grupos por el cambio sigue intacta", ha subrayado que lo único que cambia "es la posición desde la que cada uno tiene que trabajar en adelante".

A preguntas de los periodistas, ha indicado que los afectados "son conocedores de la situación" y que espera que "esta pequeña transición de concejalías delegadas se produzca con la mayor normalidad y con la serenidad que cabe esperar".

UN TENSO PLENO Aranzadi e I-E confirmaron ayer su desmarque del gobierno del cambio con la abstención de sus representantes en el Pleno donde se debatieron las inversiones pendientes para este año, lo que permitió que la propuesta de sus socios mayoritarios del equipo municipal fuera derrotada por la oposición. Son seis millones de euros que estaban previstos para mejoras en barrios, viviendas, asfaltado, pavimentación, colegios, parques y otras actuaciones de diversa naturaleza, cuyo destino se encuentra en estos momentos en el aire a expensas de que se pueda acordar otro proyecto en un breve plazo.

Para la mayoría social de Iruña que hace tres años dio los apoyos necesarios para un cambio histórico en el gobierno de la ciudad, lo sucedido ayer en el salón de plenos del Ayuntamiento fue desilusionante, con las formaciones del cuatripartito divididas en dos bloques, EH Bildu y Geroa Bai por un lado y Aranzadi e I-E por el otro, y una larga lista de reproches pendientes que hacerse.

A la trascendencia de las inversiones que han quedado pendientes -solo salieron adelante tres iniciativas del PSN y dos de I-E, por un importe total de 985.000 euros- hay que añadir la fractura interna que ofreció ayer públicamente el equipo de Gobierno.

Fue tan evidente que hasta el portavoz de UPN Enrique Maya, siempre atento a buscar las cosquillas al cuatripartito, optó en esta ocasión por mantenerse al margen y dejar que los todavía socios siguieran castigándose de lo lindo durante el debate que generó el asunto. Aunque pudieron influir en las votaciones apoyando alguna de las enmiendas presentadas, los regionalistas prefirieron que fueran las formaciones del cuatripartito los que ajustaran cuentas y que el proyecto fuera rechazado sin su participación directa, como así ocurrió finalmente.

Pese al llamamiento de última hora del alcalde Joseba Asiron apelando a la responsabilidad, Aranzadi e I-E actuaron ayer como oposición, defendieron posturas de la oposición y acabaron votando como si lo fueran, dejando a sus socios en minoría en la decisiva votación del proyecto de modificación del Presupuesto de este año mediante créditos extraordinarios gracias al superávit obtenido en 2017.

fracturaEl debate fue tenso. El motivo de la última bronca se encuentra en el proyecto de la Casa de las Mujeres, una iniciativa que las cuatro formaciones apoyan, aunque discrepan sobre el dinero que se puede destinar. Mientras que EH Bildu y Geroa Bai reiteraron por activa y por pasiva su compromiso con la iniciativa y su decisión de incluir una partida para la redacción del proyecto, sus socios reclamaban 350.000 euros, según la propuesta de la concejala de I-E Edurne Eguino, y 500.000 desde Aranzadi.

Como no hubo acuerdo previo, estas dos formaciones acudieron al Pleno con sus propias enmiendas, que en el caso de Eguino fue consensuada con el PSN.

Laura Berro, concejala de Aranzadi, fue la primera en abrir las hostilidades al situar el debate como una prueba de fuego para el cuatripartito, señalando a sus socios por incumplir el acuerdo programático y no apoyar las reivindicaciones feministas si no apoyaban su propuesta. La respuesta más contundente procedió del portavoz de Geroa Bai Javier Leoz, que acusó a sus socios de pensar únicamente en sus áreas y de presentar proyectos sin definir cuando existen obras que hay que acabar, como las de la amabilización. En un tono duro, Leoz les acusó de “poca vergüenza” y de buscar acuerdos con la oposición cuando no los han podido conseguir dentro.

En parecidos términos se manifestó Patricia Perales (EH Bildu), que reclamó a Aranzadi e I-E rigurosidad y no saltarse los procedimientos. Dirigiéndose a Berro, le dijo que ha pretendido situar su propuesta por delante de otras sin estar preparada: “Ha querido correr demasiado;no ha hecho el trabajo que se precisaba”

La concejala recordó que la iniciativa del equipo de Gobierno pretendía recoger las demandas vecinales y necesidades de mejora de todos los barrios realizando mejoras en la vía pública, recuperando pequeños espacios degradados, desarrollando actuaciones en materia de movilidad y mejorando parques y áreas infantiles. “Este es un proyecto responsable y sensato que pretende responder a las necesidades que tiene esta ciudad, aunque evidentemente no podemos responder a todas las demandas que hay porque tenemos una limitación presupuestaria”, comentó Perales.

Edurne Eguino mantuvo el rumbo del debate y centró su intervención en las dificultades en el seno del cuatripartito, acusando a los mayoritarios de aplicar el “rodillo” y de ningunear a los minoritarios.

Maya, por su parte, comentó que lo sucedido supone la fractura del cuatripartito y pese a mostrarse de acuerdo con las iniciativas de la Casa de las Mujeres y del carril bici en el Labrit, dijo que no las apoyaba por la cuantía excesiva que planteaban.

cinco propuestasLos socialistas vieron como prosperaba una iniciativa para crear una cubierta para la plaza Alfredo Floristán en la Milagrosa (250.000€), mejorar el acceso al Grupo Urdánoz (250.000), la reforma de aseos públicos (100.000), el derribo de las casas de Gridilla en San Jorge (200.000) y el arreglo de la fachada del Civivox de San Jorge (100.000). Igualmente, se aprobó una enmienda de I-E referente a la Escuela Taller de soldadura (85.000) y otra sobre los parquímetros de la Milagrosa.

Más sobre Pamplona

ir a Pamplona »

Últimas Noticias Multimedia