Mensaje de tranquilidad del coordinador de Navarra

Jueves, 5 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- A raíz de la noticia sobre la investigación del trasplante de hígado de Eric Abidal, el coordinador de trasplantes de Navarra, el doctor José Roldán, quiso mandar ayer un “mensaje de tranquilidad” a la población, asegurando que “las cosas aquí en Navarra se hacen bien”. En este sentido, insistió en que se sigue un “riguroso proceso” para la evaluación y selección del donante vivo, y en que, frente a este tipo de delitos -penados con hasta 12 años de prisión-, en el Estado “la tolerancia es cero”.

El doctor Roldán explicó que el sistema contempla “controles a tres niveles para garantizar que la donación de vivo, renal o hepática, se realiza bajo los principios éticos de altruismo y voluntariedad total”. Así, un equipo médico independiente del que va a realizar la extracción del órgano y el trasplante realiza un primer control, encargándose de identificar el grado de parentesco o vínculo emocional entre donante y receptor, así como de la evaluación médica. Posteriormente, el Comité de Ética del Hospital tiene que emitir una resolución. Y, en tercera instancia, el donante, acompañado por un médico del equipo que va a realizar la extracción y del facultativo que ha evaluado al donante, se entrevista con un juez, que “tiene que autorizar la donación y comprobar que ésta se va a realizar sin ningún tipo de contraprestación económica o presión psicológica”.

Roldán expuso que “si en cualquiera de los tres controles existe alguna duda de que la donación no se produce de forma expresa, libre, desinteresada o puede haber algún tipo de prestación económica, no se realiza la extracción y, por tanto, se paraliza la donación”. - M.P.M.