Montero lanzará impuestos a la banca, a las tecnológicas y a la contaminación pero no subirá el IRPF

La ministra de Hacienda fijará un tipo mínimo de Sociedades del 15% y fomentará la igualdad sexual con deducciones

EFE - Jueves, 5 de Julio de 2018 - Actualizado a las 13:42h

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante el pleno del Congreso.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante el pleno del Congreso. (EFE)

Galería Noticia

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante el pleno del Congreso.

MADRID. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha confirmado hoy que el nuevo marco fiscal que diseña el Gobierno incluirá un tipo mínimo del 15 % en el impuesto de sociedades y la implantación de un nuevo impuesto a la banca cuya recaudación se destinará a la Seguridad Social.

En declaraciones a la Cadena Ser, la ministra ha dicho que Hacienda trabaja "intensamente" en este marco fiscal y en los Presupuestos Generales del Estado de 2019 que partirán de un techo de gasto más alto que los de este año, aunque no ha querido concretar el porcentaje de incremento.

Como todas las medidas fiscales que están estudiando no se podrán incluir en los Presupuestos -dado que algunas figuras son de nueva creación-, la ministra ha dicho que se irán enviando los proyectos de ley al Congreso para que puedan ser tramitados y entren en vigor el año que viene.

Montero ha asegurado que la nueva fiscalidad tiene que dar respuesta a los retos que plantea la tecnología, la globalización y la economía colaborativa "que no han encontrado encaje en la fiscalidad tradicional" y que en algunos casos están generando una competencia desleal al contribuir al fisco en menor medida que otras actividades.

Por ello, ha explicado que el Gobierno socialista hace suya la propuesta de su predecesor en el cargo, Cristóbal Montoro, para poner en marcha la llamada "tasa Google", el impuesto sobre los servicios digitales.

Sobre el tipo mínimo de sociedades, ha dicho que es necesario establecer un tope a partir del cual las empresas no puedan aplicarse mayores deducciones, porque en la actualidad el tipo nominal (25 %) está lejos del tipo medio efectivamente pagado (en torno al 12 %).

Respecto a la nueva imposición a la banca ha reconocido que no espera que el sector lo reciba "con agradecimiento" y ha explicado que se trata de una manera de colaborar a la recaudación de la Seguridad Social, cuyos ingresos deberían también mejorar a través de la subida de salarios.

En el ámbito medioambiental, la ministra ha dicho que se están estudiando las propuestas formuladas por el Ministerio para la Transición Ecológica para recoger "las que sean razonables".

Ha explicado que no tendrán afán recaudatorio, porque los recursos que aportarían no serían significativos, sino que se trata de diseñar medidas para proteger el medio ambiente con mayores gravámenes a productos contaminantes por ejemplo, aunque no ha aclarado si eso incluiría la equiparación de la imposición del diésel a la de la gasolina.

Montero ha indicado este jueves que durante esta legislatura no se podrá llevar a cabo una reforma "integral" del actual modelo de financiación autonómica, pero sí se podrán acometer cambios, como introducir una mayor armonización fiscal entre las comunidades, "redefinir" el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en cuanto a sus mayorías y reestructurar la deuda autonómica.

Afirma que el Gobierno es consciente de las "limitaciones" con las que cuenta para sacar adelante algunas de las reformas, como es el caso de la financiación autonómica, pero sí es posible introducir mejoras en los ingresos de las comunidades, así como introducir algunos cambios.

En cuanto a la reestructuración de la deuda de las comunidades, Montero apuntó que Hacienda está analizando los planteamientos del Gobierno anterior y además de la posibilidad de que los vencimientos a corto plazo se puedan alargar a medio plazo, también quiere abordar el estudio "de la totalidad de la deuda", ya que el interés del Gobierno es que las comunidades puedan volver a los mercados. De hecho, dijo que es "inminente" la autorización a algunas comunidades para que vuelvan a emitir deuda.

Además, aseguró que las comunidades contarán con más ingresos, si bien consideró difícil que se pueda llegar a los 16.000 millones de euros adicionales que reclamaba el PSOE en la oposición sin hacer una reforma integral del modelo. Lo que sí se hará, añadió, es hacer "más confortable" la senda de estabilidad y otorgarles más capacidad para dedicar más recursos al Estado del Bienestar. "El debate está en cómo blindar la financiación de determinadas competencias", reiteró.

CATALUÑA Y LOS PAQUETES PRESUPUESTARIOS Preguntada acerca de cómo se van a financiar las demandas de la Generalitat de Cataluña que se puedan acordar con el Gobierno de Pedro Sánchez, la titular de Hacienda indicó que en las reuniones que mantendrá el jefe del Ejecutivo con los presidentes autonómicos se establecerán las prioridades de cada comunidad y, "en la medida de lo posible", se incorporarán en los Presupuestos "con absoluta transparencia".

En este punto, quiso dejar claro que no habrá "paquetes presupuestarios" para cada territorio, más allá de que cada comunidad traslade al Gobierno sus prioridades, y también afirmó que las cuestiones que se pacten con alguna comunidad y que puedan beneficiar al resto, "se harán extensibles a todas aquellas que cuenten con las mismas condiciones". 

Últimas Noticias Multimedia