Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La hora de la verdad en Rusia

FASE FINAL | los cuartos COMIENZAN MAÑANA CON LA DISPUTA DE LAS eliminatorias MÁS DURAS, MIENTRAS QUE EL SÁBADO SE jugarán LOS CRUCES DEL denominado LADO ‘AMABLE’ del cuadro

Jueves, 5 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Neymar celebrando su gol con Paulinho en el partido Brasil-México, de octavos de final. Fotos: Efe

Neymar celebrando su gol con Paulinho en el partido Brasil-México, de octavos de final. Fotos: Efe

Galería Noticia

Neymar celebrando su gol con Paulinho en el partido Brasil-México, de octavos de final. Fotos: EfeEden Hazard y Neymar jugando en el Mundial de Rusia.Partido Croacia-Dinamarca, de octavos de final del Mundial de Rusia 2018.Eric Dier celebra penalti que les dio la victoria durante los octavos contra Colombia.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Moscú- Bélgica, que llegó a Rusia 2018 con la vitola de clara alternativa al poder establecido, tiene una prueba de madurez y lanza un órdago a Brasil, la gran favorita al título por historia, juego y resultados, en tanto que, pese a su sufrimiento, Croacia e Inglaterra se postulan por el lado amable del cuadro de la antepenúltima jornada.

Los balcánicos se encontrarán, no obstante, con una selección anfitriona crecida y plena de confianza tras hacer historia al llegar a los cuartos de final, y los ingleses con una Suecia no menos reforzada en su concepto de bloque sólido.

El otro choque, precisamente con el que comenzarán los cuartos mañana, enfrentará en Nizhny Novgorod a Uruguay y a Francia, dos campeones del mundo que han dejado muy buenas sensaciones hasta el momento.

El gran enfrentamiento de esta ronda es, sobre el papel, el encuentro entre Brasil y Bélgica (Kazán, mañana a las 21.00 horas), entre el gran favorito y el gran aspirante a acabar con tal condición.

Bélgica dispone de una camada de magníficos futbolistas que quieren de una vez dar ese salto de calidad, algo que se le ha resistido en los precedentes torneos.

Además, de la mano del técnico español Roberto Martínez, ha encontrado un modelo táctico y de fútbol atractivo y efectivo.

Los belgas son los máximos goleadores del torneo, con doce dianas, y amenazan el sistema de Tite, que apuesta por aunar el equilibrio y la magia de sus hombres de ataque, de los Neymar, Philippe Coutinho, Willian y Gabriel Jesus.

La peor noticia para el técnico brasileño es que no podrá contar, por sanción, con ese jugador que otorga ese equilibrio en la medular, el madridista Casemiro.

En cambio, espera ver la evolución física de los lesionados Marcelo y Douglas Costa para saber si puede contar con ambos por si los precisa de salida o durante el choque.

La irrupción de Kylian Mbappe, acompañado por un Antoine Griezmann que aún debe despegar, y el vértigo de ambos surgen como una amenaza al entramado que Óscar Washington Tabárez organiza para convertir a Uruguay en una de las selecciones más difíciles de batir. De hecho es, junto a Brasil, la que mejor tantos ha encajado (uno).

El conjunto charrúa sabe que no puede dejar correr a Francia, que debe minimizar los errores para evitar, como le ocurrió a Argentina, que hombres como Mbappe, Griezmann y compañía, exploten su velocidad.

Mientras, la Celeste confía en el olfato goleador de Luis Suárez y espera noticias sobre la lesión de Edinson Cavani, que se lastimó en el gemelo izquierdo en el encuentro ante Portugal. Si no llega a punto sería una baja más que notable.

Por el lado amable, teóricamente más sencillo del cuadro mundialista, emergen Inglaterra y Croacia como grandes referencias, aunque, como ha quedado demostrado en este torneo, se puede aplicar el tópico de “no hay enemigo pequeño”.

Croacia sufrió lo indecible ante Dinamarca tras una fase de grupos convincente. Necesitó los penaltis y a un glorioso Danijel Subasic para progresar y acercarse a aquel equipo histórico que brilló en Francia’98.

Luka Modric, Iván Rakitic y compañía tendrán que hacer un ejercicio de paciencia ante la anfitriona Rusia, que sorprendió a todo el mundo al deshacerse de España, también en la tanda de penaltis, tras resistir con cierta tranquilidad el juego combinativo, aunque extremadamente lento del cuadro de Fernando Hierro.

Croacia necesita darle más velocidad a la circulación de balón ante lo que se presume que será un nuevo muro ruso, esta vez en Sochi, que trate de anular, como hizo ante España, la superioridad técnica del rival y aprovechar alguna acción aislada para hacer saltar la banca.

Inglaterra regresa a los cuartos igualmente con sufrimiento y angustias. Colombia, a la que tuvo ganada pero que forzó la prórroga y los penaltis gracias a un postrero tanto del defensa del Barcelona Yerry Mina, exigió al cuadro de Gareth Southgate al máximo.

El conjunto de los Tres Leones, no obstante, cruzó una maldición histórica, las tandas de penaltis. Por fin superó una, y ahora encara pleno de moral el duelo de cuartos en Samara ante una Suecia que se ha convertido también en un modelo de equipo.

El hecho de no contar con el jugador referencia en los últimos años, Zlatan Ibrahimovic, ha repercutido en favor del bloque. El cuadro nórdico es un auténtico equipo con mayúsculas, solidario en el esfuerzo, concentrado como pocos y peligroso en ataque. No se lo pondrán nada fácil a Inglaterra. - Efe

etiquetas: rusia 2018

Últimas Noticias Multimedia