Otra sustancia tóxica causa dos heridos en Inglaterra

Downing Street abre una investigación sobre lo ocurrido, cerca de donde fue envenenado Skripal

Jueves, 5 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Londres- Mientras los ingleses celebraban por todo lo alto su pase a cuartos de final en el Mundial de Rusia, Londres anunciaba que dos ciudadanos están en estado grave por la exposición a una sustancia tóxica en un “serio incidente” en la localidad británica de Amesbury, lo que levantó las sospechas de que se tratase de un nuevo ataque bajo la batuta de Moscú.

Por el momento, Downing Street optó por la prudencia y confirmó que sigue de cerca la investigación para esclarecer las causas por las que dos personas fueron encontradas inconscientes “tras sufrir los efectos de una sustancia desconocida”. Los afectados son Charlie Rowley y Dawn Sturgess, de 45 y 44 años respectivamente, quienes empezaron a sentirse mal el sábado en su casa y fueron atendidos por una ambulancia que les trasladó al hospital de Salisbury de inmediato.

Amesbury se encuentra a apenas 13 kilómetros al norte de Salisbury, lugar donde el pasado 4 de marzo fueron envenenados Serguéi Skripal, exoficial de la inteligencia militar rusa, y su hija Yulia, con un el gas perteneciente al grupo Novichok, un arma química que solo se fabrica en laboratorios militares rusos y que destapó una grave crisis diplomática entre Londres y Moscú.

Inicialmente las autoridades creyeron que Rowley y Sturgess habían tomado drogas en mal estado. Sin embargo, ahora están realizando más pruebas para establecer la sustancia que provocó los hechos. “Mantenemos una mente abierta para esclarecer las circunstancias relacionadas con este incidente y continuaremos trabajando estrechamente con nuestros socios para avanzar en nuestras investigaciones”, explicó el subjefe de policía Paul Mills, puntualizando que no cree que exista ningún riesgo significativo para la salud del resto de la población. Las zonas frecuentadas por ambos, como los jardines, la farmacia y una iglesia permanecen acordonados como medida de precaución. - Rita Álvarez Tudela

Últimas Noticias Multimedia