Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
los hechos ocurrieron en fiestas de santa ana

Rebajan las condenas a dos zaragozanos por apalear a un seguidor de Osasuna en Tudela

La Audiencia les impone dos años de cárcel (habían sido condenados a 3 y 2,5 años, respectivamente) por agredir a un joven en las fiestas patronales de 2016

Enrique Conde - Jueves, 5 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Fachada del Palacio de Justicia de Navarra.

Fachada del Palacio de Justicia de Navarra. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Fachada del Palacio de Justicia de Navarra.

pamplona- La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra ha rebajado a dos años de prisión las condenas impuestas a dos zaragozanos por apalear a un vecino de Tudela en las fiestas de la capital ribera de 2016, al que golpearon con una barra de hierro pese a que no le conocían ni habían tenido discusión previa y al que atacaron tras confirmar que era seguidor de Osasuna. Los dos acusados, A.J.E.N., ahora de 24 años y al que se le aplicó la agravante de reincidencia, y O.N.A., que tiene 21, fueron condenados en el Juzgado de lo Penal 1 de Pamplona por un delito de lesiones cometido con instrumento peligroso y se les impusieron tres y dos años y medio de cárcel, respectivamente. A ambos se les aplicó la atenuante de reparación del daño, al haber indemnizado a la víctima antes del juicio con casi 13.000 euros debido a las lesiones y secuelas que le causaron.

Los dos condenados recurrieron la sentencia disconformes con la pena y la Sección Primera de la Audiencia ha estimado en parte los recursos al anular la agravante de reincidencia en el primer acusado, porque dicha circunstancia no era considerada como agravante ni por la Fiscalía ni por la acusación particular y, por tanto, la juez “está vinculada por el principio acusatorio y no puede realizar su apreciación”, en el caso de que no sean acusados de tal hecho, como así ocurría en este caso. Además, la Audiencia entiende que “al ser la reparación del daño íntegra, que incluso la acusación particular entendió como relevante esa conducta reparatoria, y que la apreciación del elemento peligroso está ya subsumida en la pena contemplada en el artículo 148 del Código Penal por el que se le condena, la Sala considera procedente fijar la pena en dos años de cárcel”. La sentencia no es firme todavía ya que puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del 29 de julio de 2016 en Tudela, localidad que celebraba sus fiestas patronales, hasta donde los dos jóvenes juzgados habían acudido en coche con un tercer joven que no participó en los hechos. Cuando los tres se disponían a regresar a su domicilio en Zaragoza, el vehículo en el que viajaban y que era conducido por el tercer joven que no fue juzgado se detuvo en un semáforo, donde los dos acusados se apearon y abordaron a la víctima, que se dirigía a pie a su domicilio y al que no conocían de antes.

CONVERSACIÓN INCÓMODA La sentencia indica que los acusados se interesaron por una dirección y después le preguntaron sobre si era seguidor de Osasuna, a lo que el joven tudelano contestó que sí, tras lo que se dispuso a marcharse y dar por terminada una conversación “en la que se sentía incómodo”, indica la resolución. Sin embargo, los dos acusados, “con intención de menoscabar la integridad física ajena”, atacaron al joven, uno de ellos con una barra de hierro que había ocultado hasta ese momento tras su espalda, con la que le alcanzó primero el hombro y después intentó golpearle en la cabeza, lo que no llegó a conseguir porque la víctima pudo frenar ese y otros golpes con el brazo izquierdo. Mientras, el otro atacante le propinó una patada en la pierna, tras lo que la víctima consiguió huir corriendo, aunque perseguido por los dos jóvenes, que desistieron al ser socorrido el tudelano por varias personas en la calle.

Los atacantes se separaron para dificultar su localización, aunque finalmente fueron detenidos por agentes de Policía Local de Tudela poco después. Como consecuencia de estos hechos, la víctima sufrió diversas lesiones, incluida una operación quirúrgica en el codo, que precisó de tres días de hospitalización y otros 177 de recuperación.