Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

A comerse la fiesta

De forma conjunta, Mikel Urmeneta, Iñaki Andradas y Patxi Larumbe han diseñado un Chupinazo que une arte, tecnología y gastronomía

Ana Jiménez Guerra - Viernes, 6 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Fotografía del resultado final, con ingredientes incluidos.VER VÍDEOReproducir img

Fotografía del resultado final, con ingredientes incluidos. Haz click en el vídeo para ver cómo se elaboró la sabrosa portada.

Galería Noticia

Fotografía del resultado final, con ingredientes incluidos.ReproducirFotografía del resultado final, con ingredientes incluidos.De izquierda a derecha, Patxi Larumbe, Mikel Urmeneta e Iñaki Andradas, ‘acabando’ con la portada de DIARIO DE NOTICIAS. Fotos: D.N.Ilustración original de Mikel Urmeneta.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

pamplona- Ya consolidado como un clásico sanferminero, Mikel Urmeneta, dibujante y fundador y director creativo de Katuki Saguyak, ha diseñado la portada del 6 de julio de DIARIO DE NOTICIAS, pero este año no solo le ha dado color y forma, sino también sabor. A seis manos y en un trabajo junto al chef Iñaki Andradas (Baserriberri) y el desarrollador tecnológico Patxi Larumbe, de la empresa Cocuus, han creado un Chupinazo comestible. La fotografía de la torta-pizza-txantxigorri -el nombre va a gusto de uno- es el resultado de un proceso creativo en el que han participado los tres de principio a fin. Y supone el principio también, señala Mikel Urmeneta, de próximos proyectos en los que combinarán arte, gastronomía y tecnología.

proceso creativoDel iPad a una máquina láser. Ése ha sido el camino que ha seguido la ilustración comestible diseñada, desde que en un principio Urmeneta dibujase el Chupinazo hasta que finalmente tomó forma. Con las ideas y la dinámica de trabajo fijada, el dibujante ha recreado la plaza del Ayuntamiento, en los instantes posteriores a encender el cohete. Además, ha añadido detalles como dos parejas de toros, un guiño a San Fermín y una mano, como símbolo contra las agresiones sexistas.

Una vez finalizado el diseño de la ilustración, acudieron a las instalaciones de Cocuus, donde Patxi Larumbe adaptó la ilustración a su ordenador y a su programa informático. “Cocuus es una empresa de investigación y desarrollo de nuevas tecnologías dentro de la gastronomía -actualmente trabajan con Baserriberri- y la máquina es una transformadora láser de alimentos”, apuntala Urmeneta.

De esta forma y una vez trasladado la ilustración definitiva al ordenador, Patxi Larumbe trabajó con la máquina para que el láser cortara el hojaldre en base al diseño inicial creado por Urmeneta, de tal forma que “una vez metido al horno, se inflasen solo las partes que se han buscado”. Y tras el paso por el horno, fue el turno de la idea gastronómica planificada por Iñaki Andradas, inspirada en la cocina creativa que realizan en el Baserriberri, pero sin perder de vista el espíritu sanferminero de la pieza.

En cuanto a los ingredientes que eligió -“en todo momento ha habido una intencionalidad estética, tecnológica y gastronómica”-, el cocinero apunta que, en primer lugar, optó por un “kimchi de piquillos, como una salsa” para dar forma a los pañuelos rojos que abarrotan la plaza diseñada. También inyectaron al hojaldre “un extracto de guisante de lágrima, ya que nos parece un producto que está buenísimo en todos sus campos”. Por último, y “como era sanferminero y el concepto también era comerte la fiesta”, el cohete ya explotado que se funde con el sol es “una yema de codorniz curada en ginebra”. El resultado final es, en palabras de Andradas, “algo diferente y curioso sobre unos productos que ya conocemos, pero con técnicas un poco diferentes y que se puede comer en su totalidad”.

Una vez fotografiada la pieza final, el último paso que puso fin al proceso creativo fue precisamente comerse su propia obra. Y es que, entre risas, Urmeneta señala que junto a Andradas y Larumbe hicieron de su trabajo “una pieza efímera”.

el inicio de más proyectosLa satisfacción del trabajo realizado a tres bandas -artística, gastronómica y tecnológica- ha empujado a los tres a pensar en proyectos futuros trabajando de forma conjunta. “Se ha llegado a unos límites de tecnología y sofisticación en la gastronomía... Pero muchas veces hace falta el hacerlo bello y jugar de una manera sencilla, sin pasarse del alambre”, reflexiona Urmeneta.

En la cartera cuentan con varias ideas y en cuestión de días, el 10 de julio concretamente, presentarán un aperitivo especial con motivo del Guiri del Año 2018. “Con Patxi Larumbe desde Baserriberri hemos avanzado con la impresora, dándole el concepto más gastronómico, pero Mikel también está siendo partícipe con el lanzamiento de la máquina, y esto ahora a tres bandas continuará funcionando”, concluye Andradas.