Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Futurefemérides

Sucederá tal día como hoy: 6 de julio de 2098

Por Txus Iribarren - Viernes, 6 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Autovía Láctea AP-15.

Autovía Láctea AP-15. (J.J.AÓS)

Galería Noticia

Autovía Láctea AP-15.

La estación sideral de Yanguas y Miranda era ya desde ayer día 5 un continuo ir y venir de autobuses espaciales. Las lanzaderas procedentes de la galaxia Aus-tra-liahabían repostado 10.000 toneladas de sangría deshidratada gracias a una nave nodriza antes de cruzar la troposfera terráquea. El tetra brik había sido prohibido en los años 50 (2050) con lo que los replicantes procedentes de esta zona de la Vía Láctea llegaban con el depósito lleno en búsqueda de un punto de aterrizaje en la plataforma de Navarrería 1 cuya fuente emitía señales de 1.000 años luz de potencia. Pero el foco estaba en el mediodía de hoy (12 horas AM, Antes de Maya, la eterna promesa…) en la zona cero de la plaza Consistorial. La ciudad seguía regida por Asiron III, ya que tras las elecciones del cambio se había instalado una dinastía similar a la de los Grenet en Baiona, pero de izquierdas...

Cuando el androide vW2 apretó el botón rojo para lanzar el misil txupinazo, miles de humanoides comenzaron a bailar felices

El primer prototipo -Asiron.0- estaba ya retirado, pero continuaba atendiendo a gente que quería hacerse selfies por las calles, una vez que el androide doble ideado en su día le descargara de esta tarea en la primera legislatura....Aunque no eran los únicos sucesores. Los tataranietos de Hemingway habían donado para el txupinazo un misil tierra aire del desmantelado arsenal de Trump. Como todo el mundo sabe, el presidente americano perdió en 2025 la guerra contra Corea del Norte al quedarse su móvil sin cobertura y no poder tuitear el lanzamiento de cabezas nucleares. Este especial cohete anunciador servía para que el sonido del arranque de los Sanfermines -una fiesta sin igual en la galaxia- llegara hasta los anillos de Júpiter, en estas fechas plagadas de veraneantes siderales. Salvado ese incidente mundial, la paz había vuelto al planeta que había logrado detener el cambio climático tras convencer a 1.000 millones de chinos para utilizar las goitibeheras como medio de transporte. Iruña no había sido ajena a esa ola de concordia y sostenibilidad. El Gobierno de concentración foral resultante tras el aciago paréntesis de Ciudadanos en Diputación había generalizado entre la población las famosas gafas forales ideadas por Adithech. Con estos artefactos de realidad aumentada cada pamplonés miraba en 3D a la fachada del Ayuntamiento -donde sólo había mástiles- y veía en ella colgadas las banderas que les gustaba.

Unos divisiban en el segundo balcón sólo ikurriñas;otros, rojigualdas;otros, la enseña verde de la ciudad... Hay quien daba a la opción de “bandera de Osasuna” por su afición al equipo que, este año sí, había logrado volver a la Primera División tras ocho décadas deambulando en 2ª sin encontrar su estrella polar de Tajonar… Fue la gran aportación que la ciencia hizo a la política. De la misma forma se superó, gracias a los “auriculares navarrorum”, el conflicto lingüístico entre castellano y euskera (hoy día, por cierto, mayoritaria en gran parte del planeta y cooficial en la zona mixta de Marte). Su fiesta anual “Nafarroa satelitez” iba a celebrarse en septiembre en Yamagutxi, una vez financiada ya en 2079 la ikastola de Tokio. Pero todo esto eran pequeñas anécdotas para la Historia. Lo importante es que el androide VW 2 (fabricado en Landaben y que se encarga del acto para evitar tediosas votaciones populares...) se asomó a la plataforma del 2º piso con el botón de lanzamiento en la mano cuando el reloj digital de la fachada del Ayuntamiento marcaba la hora H.

El planeta Iruña era una fiesta aunque sus habitantes no sabían todavía que vivían en la realidad virtural de Matrix del 6 al 14 de julio...

Abajo se encendieron miles de luces led rojas en las cabezas de los asistentes que habían comprado en TripAvisor un pase para el evento con la tradicional píldora de huevos con jamón de almuerzo promocional. El grito “¡Live San Fermín!” (subtitulado en una pantalla gigante en chino, swahili, serbocroata, ruso y batua) dio pasó al Bing Bang festivo. Un estallido que llegó también via app a los moviles de 30.000 navarros que se habían desplazado al satéliteSal-ou 7y otros tantos que veraneaban en la cara oculta de Zar-autz 8. Iruña era ya una fiesta. A los pocos segundos 200 gaiteros despegaron desde el zaguán para orbitar sobre la plaza. El planeta Iruña -siempre gris y lluvioso- se tornó en multicolor y bullicioso. Los termómetros subieron a 30 grados y miles de personas -y otros tantos OVNIs (Objetos Visitantes No Identificados)- levitaban felices a un metro del suelo. Aún no sabían que en realidad se encontraban en Matrix y que, como se ha visto en estos días previos de polémica municipal, había un fallo en el sistema...

Regreso al futuro

En 2002, dos mozos entonces sin canas ni tripa escribieron un artículo que resultó premonitorio: “San Fermín Coca Cola 2010. La chispa de la fiesta”. Se trataba de un texto crítico con la incipiente mercantilización de los Sanfermines. Casi dos décadas después cosas que parecían increíbles se han cumplido.

En lugar de Casa Casla en el corazón del Casco Viejo hay un McDonalds, en la vecina Baiona se paga por entrar en el recinto festivo… Muchos se sorprendieron de que hubieran acertado con tanta anticipación. Ahora se descubre el truco: realmente jugaban sobre seguro porque habían hecho un viaje en el eje tiempo-espacio gracias a una máquina inventada por uno de ellos, Fermín Paularena. Era la versión pamplonesa de “Regreso al Futuro”. De los autores de aquel artículo llega ahora la serie “Futurefemérides”, una colección de efemérides del futuro en la que se vuelven a adelantar 80 años en el tiempo. ¿Qué sucederá tal día como hoy en 2098? En San Fermín todo es posible. Súbete al capotico del tiempo y viaja cada día al futuro. Hoy, el txupinazo.