Estella viajará al esplendor del reinado de Juana I en la 21ª Semana Medieval

Teatros itinerantes “de calidad” y temática judía, platos fuertes de esta edición

Julen Azcona - Viernes, 6 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Representantes de la Asociación de Hostelería y del Ayuntamiento, durante la presentación de la Semana en la casa de cultura.

Representantes de la Asociación de Hostelería y del Ayuntamiento, durante la presentación de la Semana en la casa de cultura. (Julen Azcona)

Galería Noticia

Representantes de la Asociación de Hostelería y del Ayuntamiento, durante la presentación de la Semana en la casa de cultura.

estella-lizarra- La XXI edición de la Semana Medieval transportará a Estella-Lizarra, del 16 al 22 de julio, a la última gran época de prosperidad comercial y cultural que vivió la ciudad, a finales del siglo XIII y durante el reinado de Juana I.

La Asociación de Hostelería, Comercio y Servicios de Estella-Lizarra escogió esta etapa histórica con el fin de hacer hincapié en la influencia que tuvo la judería en la abundancia local. El evento hará coincidir así su temática, como cada año, con la Semana de Estudios Medievales, que esta vez es Rostros judíos del occidente medieval;y hará también de broche de oro a un año en el que la ciudad del Ega ha ostentado la Presidencia de la Red de Juderías de España.

Juana I (1271-1305) reinó en Navarra desde los tres años hasta la muerte y fue también reina consorte de Francia y la última monarca de la casa Champagne. Su gobierno estuvo caracterizado por el mismo estilo centralista y omnipotente que defendió su esposo Felipe IVel Hermosoen Francia. Necesitada de activos para mantener este tipo de políticas, Juana I impuso fuertes impuestos a los judíos, vendió títulos nobiliarios a la burguesía e impuso diezmos al clero, lo que le llevó a tener enfrentamientos con el Papa Bonifacio VIII.

La llegada de la monarca navarra a la ciudad del Ega abrirá la Semana Medieval el próximo 16 de julio, lunes, con una serie de espectáculos como un Desfile de la Corte a las 20.00 horas o la lectura del pregón por parte de la propia Juana I a las 20.30 en la plaza de Los Fueros. A lo largo de la semana se irán sucediendo las actividades, cada día relacionadas con una temática, como la Ejecución de los Rebeldes el miércoles 18 o la Sublevación de los Monjes el viernes 20.

Loreto San Martín, gerente de la asociación, explicó que “la Semana Medieval es nuestra actividad estrella y un referente dentro de las actuaciones turísticas desarrolladas en la Comunidad Foral”, añadiendo que “es una de las cosas a las que le dedicamos más ilusión y esfuerzo”.

Una de las novedades de cara a esta 21ª edición es, según detalló San Martín, la “fuerte apuesta” por espectáculos itinerantes “de calidad”, con grupos teatrales para todas las edades como Tutatis, Tartaruga o Troula.

Por segundo año consecutivo, el evento contará con un punto de información y venta en el centro de la ciudad, en la esquina entre las calles Mayor y Baja Navarra. En él podrá adquirirse información tanto del evento como de la ciudad, además de entradas para el gran torneo o la cena medieval. Estará abierto de 20.15 a 21.30 horas a partir del próximo lunes.

Otro de los grandes atractivos de la Semana es el gran torneo medieval La Leyenda de Roldán y Ferragut,que cerrará la Semana el domingo 22 de julio a las 19.00 horas. Además de las entradas ordinarias -a la venta en la oficina de la Asociación y en el punto de información con un precio anticipado de cinco euros-, se ofrecerán gratis 400 entradas dobles a las 400 primeras compras superiores a 10 euros en establecimientos locales (realizadas con tarjeta comercio y resto de tarjetas de Caja Rural).

José Flamarique, presidente de la asociación de comerciantes, animó a la ciudadanía “a que se vista de medieval y participe en las actividades”. Por su parte, Marta Astiz, concejala de Turismo, destacó que la Semana Medieval son “siete días de una actividad que da a conocer la ciudad y además enseña nuestra historia a los que somos de Estella”. La edil señaló que uno de los objetivos del Ayuntamiento es lograr que el evento sea declarado Bien de Interés Turístico. “Casi es obligado”, aseguró.