Para la Clase C. Más clase

Es la berlina más vendida de Mercedes-Benz, y ya sólo por eso merece un lugar destacado en el mercado del automóvil. La marca de la estrella vuelve a elevar el listón con una
Clase C que convence y emociona al mismo tiempo.

Un reportaje de Tomás Pastor - Sábado, 7 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Mercedes refuerza las bondades de su exitoso Clase C con mejoras a todos los niveles. Fotos: Mercedes-Benz.

Mercedes refuerza las bondades de su exitoso Clase C con mejoras a todos los niveles. Fotos: Mercedes-Benz.

Galería Noticia

Mercedes refuerza las bondades de su exitoso Clase C con mejoras a todos los niveles. Fotos: Mercedes-Benz.

el turismo más vendido de Mercedes-Benz, la Clase C, se renueva. En su quinto año de producción incorpora importantes modificaciones que abundan en las líneas de desarrollo de producto de la firma alemana.

Con elementos estéticos que evolucionan sobre todo en el frontal del vehículo, especialmente en los faros (de serie Led High Performance y en opción los Multibeam Led con luces de carretera Ultra Range) y los pilotos traseros, y a los que se suma una nueva estructura de equipos electrónicos, entre los que llama la atención el visualizador completamente digital del cuadro de instrumentos en opción o los sistemas multimedia con posibilidades de visionado e información a medida, completa su capítulo de principales innovaciones con la llegada de una nueva generación de motores de gasolina y diésel.

Este proceso de perfeccionamiento de un producto de prestigio internacional se introduce en un modelo que en 2017 colocó más de 415.000 unidades de la berlina y el familiar Estate y que tiene en los dos puertas cupé y descapotable dos carrocerías deportivas que, como afirman desde Mercedes, “convencen y entusiasman a partes iguales”. Y es que el modelo de la marca más vendido “se caracteriza por una simbiosis de deportividad, emoción e inteligencia”, con ese toque de lujo moderno y exclusividad que se aprecia en detalles como la consola con madera de nogal marrón o de roble antracita, el arranque sin llave de serie, los asientos multicontorno con ajuste neumático eléctrico y cámaras de aire en las lumbares para un efecto masaje, o el control de confort Energizing, que conecta entre sí los diferentes equipos de confort del coche para combinar de forma selectiva funciones de la climatización, asientos, luz ambiente y equipo de sonido a través de seis programas diferentes: frescor, vitalidad, calor, bienestar, ambiente placentero y entrenamiento.

En un plano menos de detalle sibarita, pero de una importancia claramente determinante para la seguridad, este renovado Clase C progresa sobremanera con “la generación más moderna de sistemas de asistencia a la conducción de Mercedes-Benz, con lo que se puede conducir de forma semiautónoma en más situaciones que hasta ahora. El Clase C utiliza los datos de los mapas de carreteras y de navegación para las funciones de asistencia. Así, el asistente activo de distancia Distronic ayuda a adaptar la velocidad al trazado, por ejemplo al acercarse a curvas, cruces o rotondas;amén de las nuevas funciones del asistente activo de dirección, el de cambio de carril de funcionamiento intuitivo, el de parada de emergencia, además del de frenado activo (de serie) con intervenciones ampliadas para evitar colisiones por alcance e incluso con peatones o ciclistas que atraviesan la calzada”. También la seguridad incluye protección para el propio vehículo con el sistema de alarma opcional que avisa al propietario cuando su automóvil sufre daños causados por otro vehículo, es remolcado o alguien intenta forzar la cerradura.

Por último, el capítulo mecánico también destaca por sus nuevos motores. En gasolina la opción de entrada será el C200 de cuatro cilindros, 1.497 centímetros cúbicos (cc), 184 CV, 280 Nm, sistema de 48 voltios con alternador arrancador accionado por correa (14 CV y 160 Nm de rendimiento adicional eléctrico), caja de cambios automática 9G-Tronic, 239 km/h de velocidad punta y consumos de 6,2 a 6,6 litros, con precios desde 44.500 euros, que en el familiar Estate se quedan en 46.470 euros. El diésel anunciado es el C 220 d, con cuatro cilindros, 1.951 cc, 194 CV, 400 Nm, transmisión 9G-Tronic, 240 km/h, consumos entre 4,4 y 4,8 litros y tarifas de 45.950 euros la berlina y 47.950 euros el Estate. Y si todo esto les ha parecido poco, otro día nos pondremos más sibaritas y pretenciosos y les hablaremos de los C Coupé y Cabrio y del AMG C 43 4Matic de 390 CV.

las claves

MERCEDES-BENZ CLASE C

Mercedes impulsa su berlina más vendida con mecanismos llegados de sus segmentos superiores y apostando por la eficiencia y la seguridad

El logrado diseño exterior y un cuidado interior siguen dándose la mano en un modelo ofertado con cuatro carrocerías diferentes