Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Paco Ureña | Torero

“En 2015 resucité en la Plaza de Pamplona y tres años después la vuelvo a necesitar”

Sábado, 7 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Esto sí es un remate de tronío, una media con fuerza, sentido y belleza a un toro-toro.

Esto sí es un remate de tronío, una media con fuerza, sentido y belleza a un toro-toro. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Esto sí es un remate de tronío, una media con fuerza, sentido y belleza a un toro-toro.

PAMPLONA – Dos días antes de la corrida de esta tarde hablamos con Paco Ureña, quien, amablemente, detiene su vehículo en un regreso a casa tras prepararse en el campo. Se muestra, como siempre, muy amable, comprometido con su profesión y ya muy metido en su cuarta comparecencia en la Feria del Toro.

Paco, ¿cómo se encuentra del percance que sufrió antes de San Isidro que casi le deja fuera de combate para siempre?

–Bien, mucho mejor, ya he pasado lo peor y ya puedo decir que me he recuperado.

¿Se puede decir que a Pamplona llega a tope de facultades? Porque a Las Ventas, pese al esfuerzo de llegar a la corrida de Victorino y el cortar una oreja, llegó usted un tanto mermado...

–Para la corrida de Pamplona le aseguro que ya estoy al 100%. El percance que tuve en una finca de un amigo de Guadalajara fue el 19 de mayo y ha sido lo más duro de mi vida. Me asusté muchísimo porque tras levantarme caí desmayado por un dolor tremendo que me afectaba al sistema nervioso ciático y con dos vértebras dañadas. Pensé que ya jamás podría volver a torear. Muy duro para lo psicológico porque me veía inválido.

Y en 21 días obró el milagro de vestirse de luces y torear y cortar una oreja en Madrid.

–Sí, un esfuerzo tremendo. Y eso que algunas malas lenguas dijeron que me quité de la corrida de Nîmes que era justo antes de la de Madrid. 

Demasiada dureza, esfuerzo... 

–Sí, pero me ha cambiado la vida para mejor. Otros, desgraciadamente, no lo pueden contar. (En claro recuerdo a Víctor Barrio e Iván Fandiño, toreros fallecidos en los dos últimos años).

En su debut en Pamplona se encontró con ese bravo toro ‘Costurero’ de José Escolar. ¿Ese triunfo le sirvió para su carrera?

–Más que servirme, me resucitó como torero y alcancé a ver que tenía por delante un gran futuro por el que luchar.

Tres años después, la ‘Puerta Grande del Encierro’ le espera otra vez. ¿Quizá para volverle a resucitar?

–Sin duda. Después de lo que he pasado este año con esa lesión tan dolorosa y complicada de curar y de no poder estar a tope en San Isidro, siento muy de verdad que la corrida de Pamplona se pone otra vez delante para volver a renacer. A Pamplona la vuelvo a necesitar. Voy con una ilusión tremenda.

¿Le gusta la cartel con la corrida de Puerto de San Lorenzo y Román Collado y José Garrido? Además es el día grande de San Fermín...

–Un día muy especial. Ya el año pasado estuve allí muy a gusto con esta corrida. Estoy contento de repetir. Y en cuanto a los compañeros, pues decir que tanto Román como Garrido son extraordinarios toreros, jóvenes y con un gran futuro.

Mucha suerte, torero

–Gracias.