Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Emilio de Justo Torero que se presenta hoy en la capital navarra

“Me hace mucha ilusión debutar en Pamplona, que es la feria de mayor difusión mundial”

Emilio de Justo es un torero de clase y poder recuperado para la fiesta, en especial para los aficionados que saben catar bien el arte y la lidia fuera de lo convencional.

Manuel Sagüés - Domingo, 8 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Emilio Elías Serrano, conocido profesionalmente como Emilio de Justo, es de Cáceres y tiene 35 años.

Emilio Elías Serrano, conocido profesionalmente como Emilio de Justo, es de Cáceres y tiene 35 años.

Galería Noticia

Emilio Elías Serrano, conocido profesionalmente como Emilio de Justo, es de Cáceres y tiene 35 años.

por navarras

La virtud de un torero. Capacidad y esfuerzo.

El nombre de una mujer. Rosa, que es mi madre.

La virtud de Rosa. Tiene muchas.

¿Qué deporte practica? Me gusta el deporte, pero lo que hago para mi profesión es correr.

El mundial de fútbol. Decepción.

¿Ahora con qué selección va? Pues por como me han acogido, con Francia.

¿Qué música pone para torear de salón? Flamenco. Me gusta mucho Camarón.

Retirado, ¿se ve rodeado de hijos o de ganado bravo? De momento no pienso en eso.

Su plaza de niño. Sevilla, también Madrid.

Su mejor faena. En Las Ventas, en Madrid, a un novillo de Fidel San Román.

Una comida. La pasta.

Manías o supersticiones. No muchas. En el hotel me gusta preparar la ropa siempre igual y empezar a vestirme por la izquierda.

¿Qué suele argumentar en defensa de su profesión a los antitaurinos? No suelo hablar con ninguno. Si lo hiciera sólo les pediría respeto.

DATOS DEL TORERO

Nombre. Emilio Elías Serrano

Justo.

Edad y procedencia. Cáceres, donde nació el 16 de febrero de 1983. Tiene 35 años.

Alternativa. Cáceres, el 26 de mayo de 2007. Padrino, Alejandro Talavante y testigo, Cayetano Rivera Ordóñez.

Historial en Pamplona. Debuta esta tarde, por lo que hará el paseíllo desmonterado.

Emilio de Justo, a pesar de llevar once años de alternativa, debuta esta tarde en Pamplona. Junto a Octavio Chacón, forma el dueto de presentaciones en este abono. El extremeño, torero de clase en sus inicios, y como han hecho otros toreros, ha tenido que hacerse un hueco en la profesión dándose a conocer y triunfando en Francia. Con el añadido de haber tenido que aceptar la condición de formar parte de las ganaderías conocidas como duras. Unas horas antes de enfrentarse con la corrida de Escolar nos dedicó unos minutos para conocerle mejor.

Emilio, ¿cómo fueron sus inicios en la profesión taurina?

-Desde muy pequeño tenía afición, pero fue tomando forma cuando comencé en la Escuela Taurina de Cáceres. Además de aprender la técnica en la escuela, me dediqué a ver muchos vídeos de toreros.

Y en esos videos, ¿quién le gustaba más y ha sido fuente de inspiración para su posterior puesta en escena?

-Muchos, pero si tengo que destacar a alguno le diré José Miguel Arroyo, Joselito, Josemaría Manzanares padre y también Finito de Córdoba.

Se presentó con picadores en 2002 y tomó la alternativa en 2007. Desde entonces toreó poco y casi siempre en el entorno de su Cáceres natal y resto de Extremadura. Sin embargo, ha sido tener alguna buena oportunidad en Francia para triunfar, cuajar ya dos temporadas magníficas en ese país y que se abran las puertas en España.

-La verdad es que estuve unos años bastante parado, pero la suerte comenzó a cambiar en 2016 con una corrida de Hoyo de la Gitana en Orthez, en Francia. Salí a hombros y más tarde también triunfé con 2 orejas a un toro de Victorino Martín en Mont de Marsan.

A lo que siguió una temporada muy completa, la de 2017, en el país galo.

-Sí, en especial un triunfo muy importante en Dax donde también le corté las dos orejas a otro toro victorino. Y también fueron bien las corridas en Vic-Fezensac y de Mont de Marsan.

Llega 2018 y por fin se le reconoce al sur de los Pirineos. En febrero ya deja una tarjeta de visita muy clara en la madrileña Vistalegre.

-Fue otro victorino complicado pero al que le pude cortar otra oreja. En Las Ventas, con otra corrida de este hierro, no obtuve ningún trofeo, pero fue una actuación seria y sentí el reconocimiento de los aficionados.

Diez años de espera es mucho tiempo. ¿Pensó en retirarse?

-Tanto como eso, no, pero la espera se hace difícil. Pero ahora saco la conclusión de que la constancia y el sacrificio acaba dando resultados.

¿Estará feliz ahora que llegan los contratos en grandes plazas?

-No le voy a decir que no;sí estoy contento, pero lo que más estoy es responsabilizado, muy mentalizado para aprovechar cada nueva oportunidad.

Entre ellas la oportunidad de triunfar con la corrida de Escolar este domingo en Pamplona. Me hace una gran ilusión torear en Pamplona, que es una feria de repercusión mundial. Desde pequeño he seguido los encierros y las corridas que han dado por televisión. Siempre me he fijado en los toros en el encierro, y el domingo lo haré aún más, claro.

Volviendo a su gran momento, al igual que llega la carne del toro de la feria de Burgos a las cazuelas de Pamplona, ¿usted llega de pegar un aldabonazo en el coso de El Plantío para intentar comerse a los de Escolar en la plaza de la capital Navarra?

-Así es, otra vez con victorinos y tres orejas, siendo el triunfador de la feria.

Pero quizá el toro de Pamplona sea más grande que el de Burgos...

-Por trapío seguro que sí pero en la plaza lo importante del toro es cómo se exprese, qué lleva dentro. Por mi parte lo que no va a faltar es entrega.

¿De qué color se va a vestir?

-Voy a ir de blanco y oro. Es el vestido de mi alternativa con unos arreglos que le he hecho para Pamplona.

De blanco... ¿si se arrima mucho saldrá manchado de sangre?

-No me importa, pero que la sangre no sea la mía. No me importa salir manchado pero esperemos que sea con las orejas en las manos.

¿Se quedará a vivir la fiesta de San Fermín y correrá el encierro? -No sé qué haremos, pero seguro que el encierro no voy a correr.

Mucha suerte, torero.

-Muchas gracias.

Más sobre Sanfermines 2018

ir a Sanfermines 2018 »