La aldea global

Medios públicos manipulados

Por Txerra Díez Unzueta - Domingo, 8 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

anda el patio revuelto con la designación de nuevos consejeros y presidente de RTVE, estando a punto de finalizar el tiempo de los anteriores mandatarios, que ha coincidido con un cambio político en las alturas gubernamentales.

El modelo europeo de tele consiente la convivencia de medios de titularidad pública y privada;es decir, medios que tiene como finalidad ganar dinero, mediante una concesión gubernamental, y otras que financiadas por el erario público, tienen otras misiones de índole sociopolítico y cultural, ajenas al negocio.

Este modelo de doble titularidad funciona dentro de las fronteras europeas, y la concurrencia y competencia se desarrolla diariamente sin mayor complicación. La radiotelevisión pública tiene por estos lares, dos obstáculos, al parecer difíciles de superar: uno, la falta de eficacia y eficiencia empresarial y otro más preocupante, el planteamiento partidista al controlar los medios públicos a la primera de cambio.

Los partidos, todos sin excepción, asaltan los medios en cuanto las urnas les dan legitimidad para gobernar y comienzan a desarrollar una política guiada por criterios partidistas y alejada de la profesionalidad debida en medios que por su financiación, debieran aspirar a ser más de todos. Este partidismo en los contenidos, informativos y programas escora la nave pública a situaciones de manipulación, manejo y utilización de los medios financiados por los que pagan impuestos, y producen un rechazo social y desafección de las audiencias ante este tipo de mensajes espurios, partidarios y engañosos. La credibilidad de los medios públicos se resquebraja. Unos deben rendir cuentas de su gestión a los intereses de los consejos de administración, otros al poder gobernante y, así vamos por mal camino. El quítate tú para ponerme yo conduce al desastre de los medios públicos de comunicación.