Juego, set y partido para Urdaibai

EUSKO LABEL LIGA | La ‘Bou Bizkaia’ vuelve a vencer en A Coruña para ondear su tercera bandera y distanciar a sus rivales en la general;Orio, segundo, cuaja una gran regata

Jon Ander de la Hoz - Lunes, 9 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Urdaibai celebra la bandera conseguida en A Coruña. Fotos: Eusko Label Liga

Urdaibai celebra la bandera conseguida en A Coruña. Fotos: Eusko Label Liga

Galería Noticia

Urdaibai celebra la bandera conseguida en A Coruña. Fotos: Eusko Label Liga

Donostia- Urdaibai vuelve de Galicia tras dar un golpe de efecto a todos los niveles. Los bermeotarras volvieron a vencer en la liga Eusko Label tras una jornada sin hacerlo, y celebraron una victoria que bien se puede contar como tres. Primero, porque los vizcainos ayer reivindicaron su buen estado de forma en este inicio de la presente edición liguera en una complicadísima regata. Segundo, porque dicha exhibición trae consigo su cuarta bandera, y tercero porque vuelven de A Coruña con más ventaja sobre sus rivales más inmediatos. Tras los resultados de ayer, son seis los puntos que separan a Hondarribia de los bermeotarras en clasificación general.

Juego, set y partido para Urdaibai en pleno Wimbledon. Los txos se exhibieron en una regata que fue de todo menos plácida. La meteorología tomó la senda de la víspera, y la situación fue peor que la del sábado en muchas fases de la competición. Durante algunos instantes el viento llegó a superar la barrera de los 40 kilómetros por hora, algo que junto a la ola de un metro dificultó el trabajo de los remeros.

Fue Urdaibai quien mejor se manejó en ese escenario. El equipo azul cuajó una sublime regata;ya desde la primera palada, los ayer patroneados por Eneko Bilbao mandaron en una tanda también protagonizada por Hondarribia, Zierbena y Donostiarra. Al cabo de un minuto los bermeotarras aventajaban a sus rivales en más de cinco segundos. La regata no había hecho más que empezar, pero la bandera ya se había vuelto de color azul.

Las embestidas de sus rivales no resultaron tan eficaces como para desbancar de la proa de regata a la Bou Bizkaia. Influidos por el tiempo, los cuatro botes remaban a ritmos muy bajos. Casi ningún bote superaba las 32 paladas por minuto. Las traineras llegaron así a la primera maniobra;Urdaibai fue quien viró primero, pero un buen arreón de Hondarribia redujo la distancia hasta los tres segundos.

Es más, los verdes igualaron a Bermeo gracias a una buena maniobra, pero no fue más que un espejismo. A la salida de boya los bermeotarras empoparon una ola que les afianzó en primera posición. Ya para entonces, la pugna tenía como protagonistas a los botes más rápidos de las anteriores series: Orio y Ondarroa.

Tras la ciaboga los puestos comenzaron a afianzarse. Tras Urdaibai y Hondarribia, Zierbena intentaba maquillar un mal inicio mientras que Donostiarra sufría en su primer acto de presencia en la tanda de honor. Tal y como demuestra su décimo puesto, el de ayer fue un día para olvidar para la Bantxa.

Con el viento y el oleaje en contra, las consignas de los patrones eran claras en el largo de vuelta: en el agujero de la ola, remada larga y un buen final. Después, con el bote en la cresta de la ola, un vivo ataque de espalda y paciencia en la recuperación. Sabían que sería en balde acelerar en la recuperación. Una trainera que empopa siempre navegará a la velocidad impuesta por la ola;más cuando el periodo entre ondas no alcanza los cinco segundos, tal y como sucedió ayer.

En ese escenario fue Urdaibai quien consiguió agrandar su brecha. En la segunda ciaboga, los txos dominaban la regata con diez segundos de ventaja sobre Hondarribia. Además, Zierbena y Donostiarra se dejaban más segundos en la maniobra. No obstante, la Bou Bizkaia miraba de reojo a Ondarroa, que mejoraba sus registros, y a Orio, a dos segundos.

En el tercer largo comenzó una regata distinta. El viento no daba tregua, y las cuatro embarcaciones cambiaron la remada por completo, volviendo a la técnica del primer largo. Se vio cómo los remeros entraban mucho en el ataque y acababan largo, con el único objetivo de dotar de más recorrido a la palada y así estabilizar el bote. Una vez más, Urdaibai bordó ese trabajo y aumentó su ventaja hasta los 15, 24 y 37 segundos sobre Hondarribia, Zierbena y Donostiarra, respectivamente. Kaiarriba estaba inmerso en su particular viacrucis.

Con la bandera en el bolsillo, Urdaibai fue en busca de los doce puntos en el último largo. Fue así como logró superar a Orio y Ondarroa, que perdió comba en los minutos finales, y certificar su tercera bandera de la Liga Eusko Label. Por detrás, Hondarribia no logró mejorar los tiempos de la San Nikolas y la Antiguako Ama, y finalizó en un amargo cuarto puesto que le hace alejarse de Urdaibai en la clasificación general. Zierbena, por su parte, se dejó muchos segundos y terminó sexto, con Donostiarra décimo tras una pobre regata.

orio da la caraOrio fue otra trainera que mostró su habilidad en alta mar. Los de Jon Salsamendi fueron los únicos que pudieron bajar de la barrera de los diez segundos respecto a Urdaibai. Los aguiluchos hicieron gala de su buena técnica para lograr acercarse en Santurtzi en la clasificación general. Tras la regata de ayer, los dos equipos están empatados a 42 puntos.

La Sotera intentó sujetar a Orio, pero el cuadro amarillo demostró personalidad y su nivel fue en aumento según avanzaba la jornada. Ambos equipos realizaron la primera maniobra a la par, pero en popare Orio dejó atrás a los morados. La ventaja era de siete segundos en balizas interiores, mientras que Cabo perdía 17 y Kaiku, debutante en la tanda intermedia, 24.

Cabe destacar el trabajo que los cuatro remeros de popa hicieron en muchas de las traineras. El oleaje dificultó tanto el trabajo de los patrones que muchos de ellos necesitaron la ayuda de sus compañeros para enderezar el rumbo. Así, tanto los ankekos como los kontrankekos de estribor se tuvieron que ejercitar sobre manera utilizando una técnica que exige cierta habilidad.

El tercer largo no fue sino una confirmación del buen hacer oriotarra. La San Nikolas aumentó la su ventaja y enfiló a meta con suficiente ventaja sobre sus rivales como para no ver peligrar su victoria en la tanda. Por detrás de los amarillos llegaron Santurtzi, que recortó su desventaja en el largo final, Cabo y Kaiku, por este orden.

Ondarroa fue la tercera trainera victoriosa de la mañana. Los vizcainos culminaron una completísima regata que se tradujo como su mejor resultado en la ACT. El tercer puesto hace que los ondarrutarras se aproximen a Donostiarra y Cabo en la general.

Su trabajo fue tan bueno que pudieron aventajar en 17 segundos a un San Pedro que también cuajó un gran trabajo. Los de Mikel Arostegi se sacaron la espina de la víspera y acabaron séptimos en la clasificación final. Su tanda se asemejó a una regata contrarreloj. Tras un inicio combatido, en el segundo largo Ondarroa se despegó de sus rivales y San Pedro hizo lo mismo con San Juan y Tirán.

Así, la Antiguako Ama comandó la serie en todo momento sin verla peligrar, y obtuvo un triunfo que le colocó entre los mejores al final de la jornada. Por su parte, San Juan quedó en tercera posición en su tanda y obtuvo su premio al superar a Donostiarra, Kaiku y Tirán. Su noveno puesto en total les sirvió para poner más tierra de por medio en su lucha por eludir el descenso.