Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Llevo 25 años corriendo y aquí se ha acabado mi periplo”

El pamplonés Daniel Cabezón Otamendi, herido en el primer encierro, se recupera en el Complejo Hospitalario

Lunes, 9 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Daniel Cabezón y Eder Sanz se recuperan de sus heridas en planta.

Daniel Cabezón y Eder Sanz se recuperan de sus heridas en planta.

Galería Noticia

Daniel Cabezón y Eder Sanz se recuperan de sus heridas en planta.

pamplona- Daniel Cabezón Otamendi lleva “muchos años corriendo el encierro, 24 ó 25 años, desde los 15-16 años. Tengo 40 y aquí se ha acabado mi periplo. Me corto la coleta”. Así de convencido se mostraba ayer este pamplonés, que se recuperaba en la planta de Traumatología del Complejo Hospitalario de Navarra de las heridas que el día 7 le provocaron los toros de la ganadería salmantina de Puerto de San Lorenzo.

Respecto al percance, que achacó a la mala suerte y lo consideró “inevitable”, recordó que empezó la carrera, “se me cayó uno delante y fui yo detrás. Como estaba bastante centrado -en la cuesta de Santo Domingo-, pasó la manada, no sé si uno, dos o tres animales, por encima”. Como consecuencia de su encuentro con la torada, presentaba fractura abierta conminuta -aquella en la que el hueso se fractura en dos o tres fragmentos y rompe tejidos vecinos y atraviesa la piel- de tibia izquierda, así como tres costillas rotas y erosiones múltiples. Fue intervenido quirúrgicamente en la tarde del día de San Fermín para ponerle “unos cuantos clavos” en la tibia y su evolución, según recogía el parte médico, era “favorable”.

“Estoy un poco mejor que ayer”, afirmaba este experimentado corredor tras pasar su primera noche en el Complejo Hospitalario. Señaló que los médicos le habían dicho que podría estar “una semana ingresado” y estimó, respecto a la recuperación de la pierna, que podría prolongarse unos dos meses.

compañeros de habitaciónCabezón comparte habitación con el otro herido del primer encierro, el vecino de Sarriguren Eder Sanz Díaz, de 38 años, el cual también se recuperaba tras ser operado el día anterior de la herida de asta de seis centímetros en el glúteo que le dejó Pitinesco. Ambos mozos sufrieron el percance casi al mismo tiempo, a la altura de la hornacina del santo morenico.

Sanz, con pronóstico menos grave, se mostró ayer “muy contento. Desde el primer momento estoy muy animado, porque podía haber sido peor y podía no haberlo contado”. Habitual también del tramo de Santo Domingo, aunque alguna vez corre en otros puntos como Estafeta o Mercaderes, este sastre de toreros no tenía claro si volverá a ponerse delante de los astados: “Una por una pienso en recuperarme al 100% y luego Dios dirá”.

El único herido por asta de los encierros hasta el momento manifestó que tiene “mucho dolor” en la zona de la cadera, donde sintió como “un martillazo. Me hicieron ayer -por el sábado- placas después de la operación y, de momento, no han dicho nada”, afirmó Sanz, quien agradeció las atenciones sanitarias y el apoyo recibido de sus amigos. - A.R. / J.L. / M.P.