Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Cole Porter

Martes, 10 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Foto autografiada de Cole Porter, al piano.

Foto autografiada de Cole Porter, al piano. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

Foto autografiada de Cole Porter, al piano.

Cole Porter es uno de los compositores norteamericanos más conocidos del siglo XX. Es autor de cientos de canciones, muchas compuestas para comedias musicales y películas, algunas de ellas auténticos clásicos de la música popular: Begin The Beguine, Easy To Love, Night And Day, True Love, etc. Nació en Indiana en el seno de una familia adinerada, acudió a las universidades de Yale y Harvard y, luego, prosiguió sus estudios musicales en París. Allí se casó con una rica divorciada, Linda Lee, y en la década de los veinte ambos llevaron una lujosa y extravagante vida en continuo movimiento entre sus casas de París, Nueva York, Venecia y Londres, al tiempo que él preparaba algunas composiciones. En 1928 volvió a Estados Unidos para emprender con más empeño una carrera musical y en los años siguientes trabajó con mucho éxito tanto en Broadway como en Hollywood. En 1937 sufrió un accidente, montando a caballo, que le dejó graves secuelas. Su propia vida ha sido convertida en película musical dos veces: Night and Day (Noche y día), 1946, dirigida por Michael Curtiz, y De-Lovely, 2004, por Irwin Winkler.

En la exposición Recuperando a Hemingway de diciembre de 2017 se afirmaba que “durante la década de los años 1920, Cole Porter residió en París y se codeó con los artistas de la nueva generación cultural europea, entre ellos Hemingway, con quien estuvo en Pamplona”. Lo cierto es que esta afirmación carece de pruebas que la avalen. Solo he encontrado al respecto una referencia anterior. Arnold Shaw, escritor, músico y productor neoyorquino, autor de una serie de libros sobre la música popular norteamericana del siglo XX, dice en The Jazz Age: Popular Music in the 1920’s (Oxford University Press, 1989) que Cole Porter pasó los años veinte expatriado en Europa como tantos otros veteranos de la I Guerra Mundial (el músico presumía de haber luchado en la Legión Extranjera, hay biógrafos que lo ponen en duda y dicen que trabajó para una fundación privada) y que viajó a ver las corridas de toros en Pamplona à la Hemingway’s The Sun Also Rises (no con Hemingway, sino a su estilo). No da referencias y, dado que no es un autor especializado en la vida de Cole Porter, el dato resulta poco convincente ya que no figura en ninguna de sus biografías.

No parece que Cole Porter y Hemingway tuvieran apenas relación, aunque sean citados en las mismas listas de artistas que pululaban por Europa en los felices veinte. Sí tuvieron amigos comunes, como los opulentos Gerald y Sara Murphy. Mientras Gertrude Stein reinaba en París sobre quienes cultivaban las artes y las letras y sobre todas las vanguardias de las primeras décadas del siglo, los Murphy lo hacían en la Riviera, en su casa de Antibes llamada Villa America, a la cual fueron invitadas muchas celebridades de los círculos artísticos de la época. Se dice que los personajes de Nicole y Dick Diver, protagonistas de Tender Is the Night (Suave es la noche) de Scott Fitzgerald, están parcialmente inspirados en ellos. Gerald Murphy, pintor, había conocido a Cole Porter en la Universidad de Yale, mientras que hizo amistad con Hemingway cuando este vivía en París. Los Murphy viajaron a Pamplona en los sanfermines de 1926 con los Hemingway (con el escritor, con Hadley, su primera esposa de la que se divorciaría poco después, y con Pauline, entonces su amante y muy pronto su segunda esposa), y todos ellos aparecen en una conocida fotografía sentados en una terraza de la plaza del Castillo.

Es por ello que, quizás, Hemingway y Porter coincidieran en alguna ocasión, pero parece claro que no fueron amigos. Los biógrafos de Cole Porter (Hubler, McBrien, Ewen, Schwartz) apenas mencionan a Hemingway, ni mucho menos hablan de ningún viaje a Pamplona. George Eells (The life that late he led;a biography of Cole Porter) indica que Porter no hizo el menor esfuerzo por relacionarse con los escritores americanos en París. Hemingway tampoco le cita ni en sus recuerdos de A Moveable Feast (París era una fiesta), ni en su abundante correspondencia, ni sus biógrafos lo mencionan entre sus amigos, ni se conocen fotografías donde aparezcan juntos. Tampoco los numerosos testigos de las visitas de Hemingway a los sanfermines, muchos escritores y periodistas que publicaron sus recuerdos, citan a Cole Porter entre sus acompañantes. Es por ello que, pese a esa mención de Arnold Shaw, parece que esa supuesta visita de Cole Porter a Pamplona nunca existió.

Últimas Noticias Multimedia