Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Feria del Toro | Apunte crítico

¡No es suficiente!

Por Patxi Arrizabalaga - Martes, 10 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Octavio Chacón vuela por el aire al ser volteado por su primero, ‘Divertido’, durante el desplante que le hizo en la cara.

Octavio Chacón vuela por el aire al ser volteado por su primero, ‘Divertido’, durante el desplante que le hizo en la cara. (Foto: Oskar Montero)

Galería Noticia

Octavio Chacón vuela por el aire al ser volteado por su primero, ‘Divertido’, durante el desplante que le hizo en la cara.

Ylo contrario es mentir. Casi podría decirles, ahora mismo, desde estas cabinas de la plaza de toros, mientras se oyen los ruidos de las charangas bulliciosas que jalean la salida hacia los rincones interminables de una ciudad en fiestas, mientras se me saltan las lágrimas, que me voy arrepintiendo letra a letra de lo que voy escribiendo. Pero así no. A cualquier otro le diría pírate y no vuelvas. La aburrición en plaza nunca puede estar en el guion de una Feria del Toro. Y me quedo con el generoso ¡uy! del primero. Con la catástrofe del cuarto que no pudo demostrar qué tenía dentro. De lo amable que me comporto con el quinto. Y ya no sé ni cómo tengo la vergüenza torera de aprobar al primero y al sexto. Este humilde juntaletras ¡jamás! será más grande que la ganadería que con todo esfuerzo, lucha, trabajo, pundonor, locura y dinero dejó aquel inconmesurable hombre al que un día llegué a llamar abuelo, con todo el cariño de mi alma. Y eso me duele como le debe pasar a los de El Capea con los rejonazos que les caen desde los caballos. Pero tapar la verdad no va conmigo. Casi prefiero abandonar esto de los toros. Y a fe mía que cuando iban pasando los toros, veía el reparto triunfal, el descarado maltrato de un animal tan bello como es este totémico animal, y lo poco que hacían y desarrollaban, uno, aquí arriba, quería irse para su pueblo y no volver por aquí. Algo me has enseñado mal maestro Carlos, pero yo esto, aunque sea el Cebada del alma, no puedo aprobar. Y recuerda, te prometí antes de fiestas que a muerte con el toro, que por encima de todo está el criador, que tú y yo, y muchos, sabemos que es el eslabón débil, y que tenemos que estar por encima de todo con ellos. ¡Con lo contento que estaba con el lote y sus pesos! Pero si observamos los comportamientos uno a uno, tal y como amablemente les dejo en sus respectivos apartados de abajo, uno que se engañe puede incluso pensar que los cebaitas de la localidad estamos de vuelta. Fiesta grande en La Carbonera a celebrar un corridón. Mas no ha sido así. Ni de lejos. Porque la realidad es que un hombre que pone su jeta encima de este artículo, al que llaman apunte crítico, no debe estar para abrazos, fiestas y merendolas. Al final, la soledad del pensamiento que desde la subjetividad de cada uno debe ser honrado me lleva a decir que este no es el camino. Y no es suficiente con el trabajo que se viene haciendo. Más en una casa que no va a lidiar su camada en las plazas, como para pensar que esto ha sido un tropiezo.

Por otro lado, es muy triste el pobre bagaje taurino de una plaza, sobre todo en sombra, que se llena la boca con sus fiestas, la escalera al 7 de julio y mil sapiencias año a año. Así de verdad, que jugársela aquí cada día no está pagado ni con la sonrisa de los junteros de la Meca, que ya sería algo.