Lula sigue en prisión en medio de una tormenta judicial en Brasil

El partido del expresidente llama a salir a las calles y anuncia que iniciará una gran movilización en todo el país

Martes, 10 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- Diez horas de decisiones judiciales contradictorias sobre la liberación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva han desatado una tormenta política y judicial sin precedentes en Brasil, mientras el Partido de los Trabajadores anuncia movilizaciones por todo el país contra la justicia federal y por la liberación de Lula, que está condenado a doce años de prisión por corrupción.

El domingo, el juez de guardia Rogério Favreto aceptó un habeas corpus en favor de Lula presentado por un grupo de diputados y ordenó su inmediata excarcelación, pero otro juez, Joao Gebran, anuló la decisión de Favreto, quien dictó un segundo auto favorable a la excarcelación y emplazó a la Policía a cumplirlo el mismo domingo. Frente al conflicto en los tribunales, las autoridades policiales decidieron esperar a que se pronunciase el Poder Judicial y finalmente el presidente del tribunal, Carlos Thompson, decidió que Lula continuaría en la cárcel de Curitiba, capital de Paraná, donde permanece desde abril.

La guerra judicial ha salpicado a prácticamente todas las instituciones del país. La presidenta del Tribunal Supremo, Cármen Lúcia, garantizó que la Justicia brasileña es “imparcial” y dijo que los órganos judiciales de cada región “deben garantizar que la respuesta judicial se ofrece con rapidez, sin quiebra de la jerarquía y con rigor absoluto”.

No lo ven así desde el Partido de los Trabajadores, cuya presidenta, Gleisi Hoffman, acusó a la Policía de hacer todo lo posible para no excarcelar a Lula porque “tienen miedo de que salga y gane las elecciones”. Lula fue condenado a doce años de cárcel por un tribunal regional por los delitos de corrupción pasiva y blanqueo de capitales por aceptar un tríplex en Sao Paulo como pago de la constructora OAS por sus favores políticos. Solo el Supremo y el Constitucional pueden revocar la condena que, una vez que sea firme, impediría a Lula competir en las elecciones de octubre. - D.N.