Raúl Arévalo protagoniza ‘Nerón’, un montaje que ahonda en la doble cara del emperador

La obra dirigida por Alberto Castrillo-Ferrer se estrena en el festival de Mérida

Martes, 10 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El elenco de ‘Nerón’, junto a su director, Alberto Castrillo-Ferrer, y el autor del texto, Eduardo Galán.

El elenco de ‘Nerón’, junto a su director, Alberto Castrillo-Ferrer, y el autor del texto, Eduardo Galán. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El elenco de ‘Nerón’, junto a su director, Alberto Castrillo-Ferrer, y el autor del texto, Eduardo Galán.

mérida- El Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida pone rumbo a su tercera semana de espectáculos con la obra Nerón, en la que Raúl Arévalo se mete en la piel del emperador romano para mostrar la doble cara de este tirano que quería ser artista. En el elenco de la obra, acompañan al actor madrileño la actriz Itziar Miranda, que representará a la madre del emperador, Agripina;José Manuel Seda, Diana Palazón, Francisco Vidal, Javier Lago, Daniel Migueláñez y Carlota García.

El director, Alberto Castrillo-Ferrer, ha puesto en pie la obra escrita por el dramaturgo Eduardo Galán, para la que se ha inspirado en la célebre novelaQuo vadis?, de Henryk Sienkewicz, y que se estrena en el festival emeritense.

En esta obra se abre la puerta a una contradicción, porque la sociedad transmite a las nuevas generaciones que la cultura hace mejores personas, pero Nerón “era un emperador que amaba el arte y soñaba con ser artista, pero era tirano y cruel”, dijo el autor de la obra en la presentación del montaje.

Debido a esta complejidad, aseguró Galán, todos los que participan en la obra, desde los actores hasta los miembros del equipo artístico, se han documentado profundamente para entender la personalidad de este emperador. Según explicó, la obra no trata de juzgar a este personaje, sino desentrañar “las causas y los porqués” de su locura, en los que juega un papel importante su madre, Agripina.

estructura no linealAsimismo, adelantó que la estructura de la obra no es lineal, sino que presenta saltos en el tiempo, flashbacks y estructuras paralelas, para mostrar “las cosas que pasan por el cerebro de este tirano”.

Con ella, el autor pretende lanzar un grito contra el poder absoluto presente en cualquier sociedad, que es viable gracias a la complicidad de los que están alrededor, ya sea por ambición o por temor.

Además, la obra también muestra una de las épocas más atractivas del imperio romano, que es el enfrentamiento de “dos modos de vida diferentes: el paganismo romano y los primitivos cristianos”, dijo.

Con Nerón no va a faltar el calor, no sólo por el famoso incendio que tuvo lugar durante el reinado de este emperador, sino también porque esta obra añade momentos “de corte divertida y muy sexual, con canciones, bailes y mucho humor”.

Por último, el director del festival, Jesús Cimarro, aseguró que a pesar de las “claras diferencias” con Ben-Hur, el segundo montaje de esta edición, ambas obras tienen algo en común, pues “parten de textos originales que nunca se han representado en el Teatro Romano de Mérida y los hechos en los que se basan son ampliamente conocidos por el público, sobretodo por el cine”. - Efe