Explotación laboral

Javier Ignacio Videgain - Martes, 10 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

No sé qué me indigna más, si la explotación laboral, las condiciones, los salarios y los contratos que tienen que sufrir muchísimos trabajadores o las veces que proclaman lo bien que va la economía, lo que crecemos, los puestos de trabajo que se crean y la grandeza de nuestro país. Nada menos que la cuarta economía de la UE. Y sí, el número de millonarios ha crecido, más que otros países de la Unión, pero el paro sigue siendo escalofriante, los trabajos precarios y los sueldos irrisorios. Además, ya no existen horarios, los trabajadores hacen más horas (sin cobrarlas) de las establecidas, en contratos se han eliminado los convenios colectivos de sectores, se despide el viernes y te vuelven a contratar el lunes... Y los españoles seguimos emigrando más que nunca desde los funestos años franquistas. Por otra parte, los falsos autónomos están al orden del día y todos sabemos que no lo son y se consienten por parte de quienes tienen la obligación de que esto ocurra. No, no va bien en este país, por mucho que quienes se benefician de ello a costa de los trabajadores se empeñan en aquello de que “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”.