El TC anula el requisito para acceder a la ayuda de mayores de 55

La sentencia establece que carecer de rentas familiares ya no será condición para el subsidio

Miércoles, 11 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Oficina del paro en la Rochapea (Pamplona).

Oficina del paro en la Rochapea (Pamplona). (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

Oficina del paro en la Rochapea (Pamplona).

madrid- Los mayores de 55 años podrán acceder al subsidio sin necesidad de cumplir ningún requisito. El Tribunal Constitucional ha declarado inconstitucional y nula una disposición legal de 2013 que establecía como condición el carecer de rentas familiares. Así, se vuelve a la situación inicial en la que solo se tenía en cuenta las rentas personales.

El fallo del TC declara inconstitucionales y nulas varias disposiciones del Real Decreto-Ley de 15 de marzo de 2013 sobre medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo.

La disposición final primera que ha sido anulada por el TC establecía que, aunque el solicitante careciese de rentas personales, en caso de tener cónyuge y/o hijos menores de 26 años, mayores incapacitados o menores acogidos, “únicamente se entenderá cumplido el requisito de carencia de rentas cuando la suma de las rentas de todos los integrantes de la unidad familiar así constituida, incluido el solicitante, dividida por el número de miembros que la componen, no supere el 75% del salario mínimo interprofesional, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias”.

El Constitucional ha anulado esta disposición, si bien su decisión se basa en la incorrecta utilización por parte del Gobierno del PP de la fórmula del Decreto Ley. La sentencia no estima en su totalidad el recurso presentado por el PSOE, aunque sí parcialmente para determinadas disposiciones de la norma.

UGT difundió un comunicado en el que se felicita por esta sentencia, ya que el requisito de rentas que estableció la ley excluía del subsidio “a miles de desempleados mayores de 55 años”. “La norma imponía una desmesurada carencia de rentas familiares para poder percibir el subsidio”, sostiene el sindicato. La secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, ha denunciado que esta disposición legal dejaba fuera del subsidio a miles de trabajadores mayores de 55 años que tenían a su cónyuge o un hijo trabajando, aunque su salario fuera muy reducido.

Así pues, UGT pone como ejemplo que en una unidad familiar compuesta por una persona desempleada y su cónyuge, con la disposición ahora anulada se perdía el derecho al subsidio si los ingresos de esa unidad familiar sobrepasaban los 1.060 euros mensuales aproximadamente. - E.P.

la cifra

23%

De los 3,4 millones de parados registrados en 2017, el 23%, uno de cada cuatro, tiene más de 55 años y 240.605 están fuera de cualquier sistema de protección.