Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
A paso de banderillas

Segundas partes buenas

Por Lázaro Echegaray - Miércoles, 11 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

La segunda mitad de la corrida fue la que salvó a Fuente Ymbro de no dar una tarde como la del año pasado cuando los diestros decidieron, más o menos, quitárselos de encima debido a su condición. Salieron muy flojos los de Gallardo. Sobre todo los tres primeros, que perdían manos y cuartos traseros allí donde llegaban. Sin fuerza, rajados, defendiéndose, agarrados al suelo, pidiendo enfermeros en lugar de toreros;tal era la nobleza que, a pesar de todo, la mayoría tuvieron. La tendencia empezó a cambiar no exactamente en el cuarto porque en ese toro el francés se encontró con un adversario muy similar a su primero. Esto es, con todos los defectos que se han contado. Pero este toro propició un trofeo y eso en una tarde aciaga puede significar un gran cambio. El quinto ya rompió del todo. Perera, que en esto de los Fuente Ymbro es un experto, lo metió muy bien en las bambas de la muleta, suave, templado, la mano baja, ligado. La tarde se estaba levantando.

López Simón es un torero que se está haciendo caro esta temporada. Ha toreado poco pero todo en plazas de responsabilidad, y Pamplona está en su mapa. El sorteo le había deparado un sexto que no superaría al quinto pero que tenía su fondo. En un momento de la lidia el toro enganchó al torero y las cosas empezaron a cambiar porque de pronto el animal buscó las tablas, como si hubiera sido consciente de algo que lo hubiera amilanado. Allí se fue López Simón a ponerle el pecho por delante primero, a cerrar los espacios que median entre el burladero, el toro y el hombre. Arriesgando después en un terreno tan estrecho en el que una cornada es solo cuestión de un movimiento de cuello. Alimentando la atención que los tendidos de sol habían mostrado después del percance.

El lío estuvo en la concesión. Le pidieron las dos pero en principio no se sabía si se habían concedido o no. Finalmente el torero bordeó el perímetro de la talanquera con los apéndices en la mano, cargado de gloria y un tanto dolorido por la cogida.

Más sobre Sanfermines 2018

ir a Sanfermines 2018 »

Últimas Noticias Multimedia