La organización advierte de que será obligatorio subir al festival con pulsera

El director, Alonso Santiago, avisó de la gran cantidad de robos de ‘smartphones’ que se están registrando en festivales

Miércoles, 11 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

bilbao- La organización del Bilbao BBK Live advirtió ayer de que este año, como principal novedad, será obligatorio que los asistentes canjeen sus entradas por las pulseras electrónicas del festival antes de subir al monte Kobeta, escenario de los conciertos, dado que de lo contrario no podrán entrar al recinto ni viajar en los autobuses lanzadera gratuitos.

En años anteriores, los asistentes al BBK Live cambiaban sus entradas por las pulseras en los accesos al festival, en el propio Kobeta. En esta ocasión, sin embargo, se han habilitado dos espacios en la zona de San Mamés, en Bilbao, y en el BEC de Barakaldo para que los asistentes hagan este canjeo antes de subir al monte festivalero. También pueden cambiarse en la Sala BBK, en la Gran Vía bilbaína.

La pulsera electrónica será el único sistema de pago de las consumiciones que se efectúen en los establecimientos situados dentro del recinto del festival. El director de Last Tour, Alfonso Santiago, avisó también a los asistentes de que la “moda” de los festivales este año es el robo de teléfonos inteligentes, que se está produciendo en “muy altas” cantidades, por lo que ha pedido al público que proteja sus smartphones. - Efe

Últimas Noticias Multimedia