Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Los encierros de Pamplona son diferentes, el peligro está en la gente”

ÁLVARO Madurga Daza, zaragozano de 20 años, recibió tres puntos en el labio tras caer de bruces al suelo

Jueves, 12 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Álvaro Madurga Daza.

Álvaro Madurga Daza. (JOANA LIZARRAGA)

Galería Noticia

Álvaro Madurga Daza.

pamplona- Una y no más. Este fue el sentimiento que invadió a Álvaro Madurga Daza, zaragozano de 20 años, al caer en el tramo del callejón.

“Al entrar hacia la Plaza de Toros me he despegado de mis amigos para quedarme algo rezagado y así poder ver a los toros. Para cuando me he girado ya tenía a uno de ellos prácticamente encima”, narró Álvaro a las puertas del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) tras recibir el alta hacia las 10 de la mañana. Según contó el joven, al tratar de apartarse para que el astado no lo embistiera, tropezó y cayó de bruces contra el suelo lo cual le provocó un partimiento en labio inferior. Una vez en el suelo, fue pisoteado por varios mozos, pero por ninguna res.

El de Zaragoza acudió al CHN por su propio pie acompañado por varios amigos. Una vez allá fue atendido por un fuerte golpe en la boca que requirió tres puntos en el labio inferior.

primera y última vezA pesar de ser un “fiel aficionado al mundo de los toros”, ayer fue la primera vez de Álvaro Madurga en el encierro de la capital navarra. “Mis colegas y yo estamos acostumbrados a movernos de pueblo en pueblo con las vacas, pero nunca antes habíamos estado en los de Pamplona”, aseguró el mozo. “Esta es una experiencia que hay que vivir, por lo menos, una vez en a vida”, concluyó.

Una vez recibió el alta médica tan solo una hora después de ingresar en urgencias del CHN, Álvaro y sus amigos planearon comer en Pamplona y volver a su Zaragoza natal “con mal sabor de boca, literalmente hablando”.

La sensación de correr “el encierro más espectacular” y el consiguiente “susto” fueron suficientes para que el de Zaragoza decidiera no volver a correr, por lo menos en unos cuantos años.

A las puertas del CHN, la cuadrilla de amigos de Zaragoza repasó los vídeos y fotos del encierro sin dar crédito a que Álvaro estuviera tan cerca de los toros de Núñez del Cuvillo.

El herido no supo definir sus sensaciones después del susto: “Es algo que si no lo vives, no lo entiendes. Sin duda los encierros de Pamplona son diferentes, gran parte del peligro está en la cantidad de gente que corre”. - L.H./J.L./V.U.