Primer golpe para los favoritos

tour de francia | dan martin triunfa en el muro de bretaña y bardet y dumoulin ceden tiempo

EP - Viernes, 13 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Dan Martin, entrando en meta con el brazo en alto.

Dan Martin, entrando en meta con el brazo en alto. (EFE)

Galería Noticia

Dan Martin, entrando en meta con el brazo en alto.

barcelona- El ciclista irlandés Daniel Martin (UAE-Team Emirates) ganó ayer la sexta etapa del Tour de Francia, disputada entre Brest y Mur de Bretagne en Guerlédan sobre 181 kilómetros, al ser el mejor escalando el duro muro bretón y superando al resto de favoritos, entre los que no estaban los pinchados Romain Bardet (AG2R) y Tom Dumoulin (Sunweb).

Martin atacó en las duras rampas de hasta el 12% del muro de Bretaña sorprendiendo a Richie Porte (BMC), el primer gallo en intentar desmarcarse del resto, y apretó los dientes para llegar con metros de ventaja a la parte final, más suave, y celebrar su primer triunfo de etapa en este Tour de Francia, segundo en total.

Aguantó el tipo el líder Greg van Avermaet (BMC), que seguirá de amarillo gracias a su esfuerzo final por no perder contacto con el grupo cabecero, en el que Pierre Latour (AG2R) fue segundo en meta, con el español Alejandro Valverde (Movistar Team) tercero y favoritos como Chris Froome (Sky) cediendo unos pocos segundos.

Martin, sin contar las bonificaciones, le sacó un segundo a Latour y 3 segundos a un grupo en el que estaban Valverde, Rafal Majka (Bora-Hansgrohe), Adam Yates (Mitchelton-Scott), Geraint Thomas (Sky), Primoz Roglic (LottoNL-Jumbo), Porte, Nairo Quintana y Mikel Landa (Movistar) o Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida).

No obstante, Chris Froome no pudo seguir la estela de su compañero Geraint Thomas -que sumó 2” de bonificación en el paso bonificado- y cedió 8 segundos en meta, con Rigoberto Urán (EF-Drapac) perdiendo 11 segundos o Bub Jungels (Quick-Step Floors), Ilnur Zakarin (Katusha-Alpecin) o Steven Kruijswijk (LottoNL-Jumbo) perdiendo 12 segundos.

Sin duda hubo dos grandes perjudicados en esta etapa;Romain Bardet (AG2R) y Tom Dumoulin (Sunweb). Ambos sufrieron pinchazos antes del ascenso final al Mur de Bretagne, el francés en una zona de bajada más cerca del repecho final, y cedió 31 segundos, mientras que el holandés tuvo el contratiempo a más de 5 kilómetros de meta y acabó perdiendo 53 segundos.

Esos pinchazos fueron una anécdota, muy perjudicial para los afectados al ser ambos aspirantes a la general. Hubo más sustos, como cuando con todavía unos 100 kilómetros para llegar el equipo Quick Step Floors aprovechó un terreno abierto para aliarse con el viento y provocar los tan temidos abanicos, que afectaron a líderes del Movistar como Mikel Landa y Nairo Quintana, que se reengancharon pronto, o a Primoz Roglic (LottoNL-Jumbo), que precisó de más tiempo y ayuda para volver.

Fue uno de los alicientes de una etapa que, pese a una larga y combativa fuga finalmente neutralizada, tenía reservado el protagonismo para la cota del Mur de Bretagne. Un auténtico muro como parece indicar su nombre que en su primer kilómetro de ascenso tiene rampas de más del 12%. En el primer paso por el circuito se tomaron medidas para, en la segunda y última subida hasta meta, dar paso a los ataques de Porte o Martin.

De cara a hoy, en la séptima etapa entre Fougères y Chartres sobre 231 kilómetros, los ciclistas se medirán a una jornada llana en la que, aparentemente, los favoritos no deberían tener excesivos problemas de cara a la clasificación general. Una jornada muy larga, con sólo una breve cota de 4ª categoría en el ecuador de la etapa, y con un final preparado para que se aventuren de nuevo a formar fugas pero, sobretodo, dispuesto para un final al esprint entre aquellos ciclistas que luchan por el maillot verde de la regularidad. - Europa Press

Más sobre Ciclismo

ir a Ciclismo »