Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Al frenar la carrera e intentar coger toro no he medido y me ha dado”

Jokin Zuasti Urbano, pamplonés de 60 años y corredor habitual, ingresó con una herida en la nuca

Viernes, 13 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Jokin Zuasti, a su salida de Urgencias del CHN.

Jokin Zuasti, a su salida de Urgencias del CHN. (AMAIA RODRÍGUEZ)

Galería Noticia

Jokin Zuasti, a su salida de Urgencias del CHN.

pamplona- Jokin Zuasti Urbano, pamplonés de 60 años, salió del Complejo Hospitalario incluso con ganas de bromear, fingiendo que no sabía bien lo que había pasado, manteniendo intacto no sólo el sentido del humor, sino también esas ganas de correr otra vez delante de los toros. Unas que no merman ni con pequeños sustos, porque el de ayer no fue el primero para un vecino de Zuasti que lleva más de 40 años enfrentándose a los morlacos.

“Algún que otro percance ya he tenido, claro. La carrera ha sido muy rápida, porque se preveía por ese tipo de toro y el encierro en Pamplona viene así. Y si dudas, te frenas o algo parecido... Es todo mucho más rápido y las decisiones hay que tomarlas también más rápido”, señalaba a la salida de Urgencias.

Ingresó con un traumatismo y una herida en la nuca que no revestía demasiada gravedad pero que le hará perder hoy una de sus citas más ansiadas porque aunque ha participado en los encierros todos los días estos Sanfermines, dudaba poder hacerlo hoy, ya que tendrá que recuperarse.

“Al frenar la carrera e intentar coger toro ha sido culpa mía, no he medido bien y me ha dado. He notado a la gente y al animal”, decía, y explicaba que los animales iban “muy fuertes, eran toros de cabeza, y el toro de cabeza normalmente es el que abre la manada”. Fue en el tramo de Telefónica, donde corre siempre.

encierros rápidos“Estos últimos años están siendo encierros muy rápidos. Normalmente el toro va hacia adelante, si pierde las manos busca a sus hermanos y no tiene nada que ver con el encierro natural, en el que el toro en función de su condición se puede frenar, va más lento... Aquí todos van para adelante porque están preparados para ello, y es un encierro muy fuerte”, puntualizaba este corredor experimentado, que siempre ha asegurado que se trata de una afición que vive porque le van “las emociones fuertes”.

Los médicos le dijeron que ya estaba bien y le dieron el alta, pero le advirtieron “que vaya despacio” después de darle algún punto en la cabeza. Momentos después de su salida del hospital, donde permaneció hasta cerca de las diez de la mañana, muchos de sus compañeros y conocidos ya le deseaban, a través de las redes sociales, una pronta recuperación. - L.H./V.U./A.R.

Últimas Noticias Multimedia