Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Soleá Morente cantante

“No tengo miedo a unir extremos en mis canciones, sino todo lo contrario”

La hija de Enrique Morente se presenta en Pamplona con su nuevo álbum, ‘Ole Lorelei’, el cual interpretará junto a Napoleón Solo en la plaza de la Compañía (23.45 horas)

Amaia Rodríguez Oroz | Bernardo Doral - Viernes, 13 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Soleá Morente.

Galería Noticia

Soleá Morente.

pamplona- Tres años después de su debut, Soleá Morente está inmersa en la gira de presentación de su nuevo disco, Ole Lorelei, un giro hacia la psicodelia y la música popular que reivindica sonidos de otras épocas, con la vista puesta en la actualidad. Con letras íntimas y arriesgadas al mismo tiempo, esta artista demuestra que no tiene miedo a explorar nuevos caminos y adentrarse en ellos. Unos caminos que espera recorrer esta noche junto al público que la visite en la plaza de la Compañía.

¿Con qué vas a sorprender al público navarro?

-Voy a estar acompañada por Napoleón Solo y haremos Ole Lorelei, el disco que estamos promocionando ahora mismo, pero también interpretaremos algunas canciones del primer disco,Tendría que haber un camino. También llevaré guitarra flamenca y Lorena Álvarez estará a los coros. Y, sobre todo, llevaré mucha ilusión y muchas ganas.

Ya ha pasado por otros escenarios con su segundo álbum. ¿Qué tal está siendo la acogida?

-Está siendo muy emocionante, el público está recibiendo el disco con mucha ilusión. Los conciertos son viajes emocionales muy potentes para mí y para mis compañeros. Empezamos con la primera canción del disco, La Alondra, y de ahí emprendemos un viaje que pasa por diferentes momentos a lo largo del concierto. Pasamos de algo muy psicodélico y flamenco a otros temas con mucho ritmo y rompedores. Los directos, la verdad, están siendo una vivencia muy importante, porque el público hace así este viaje con nosotros y nos termina entendiendo.

Encontramos en este disco letras íntimas a la par que poderosas, ¿en qué se inspiró para escribirlas?

-El disco lo hemos escrito entre Alonso Díaz Carmona, Lorena Álvarez y yo. Y nos hemos basado en nuestras propias vivencias. Es un disco cuya literatura nace del encuentro entre tres amigos y parte de la amistad. Son cosas que nos pasan a todos y abrimos nuestro corazón y nuestra intimidad. Hombre, no todo lo que cantamos nos ha pasado a pies juntillas, o a veces la realidad supera la ficción. En definitiva, las canciones nacen de la verdad, de nuestro alma y de tres personajes que se quieren y se admiran mutuamente.

En alguna ocasión ha mencionado que componer le daba respeto. ¿Cómo se ha visto en este último trabajo? ¿Ha sentido una cierta evolución?

-Le sigo teniendo mucho respeto a la composición y a la escritura, pero es verdad que la madurez y la experiencia te van dando más tablas y te tranquilizan. Este es mi segundo disco y me he lanzado más a escribir y estoy satisfecha con el resultado. Cada vez pretendo hacerlo mejor y para eso estoy formándome día a día y ofrecerle al público, y también a mí misma, la mejor calidad posible.

Calidad pero, a su vez, innovación. No hace falta más que ver la clara diferencia entre su primer trabajo y el segundo. ¿Pretende seguir en esta línea y explorar nuevas facetas en lo que esté por llegar?

-Parece que sí. No es algo que yo pretenda y que lo tenga premeditado, sino que no me pongo barreras a la hora de unir extremos. No le tengo miedo, todo lo contrario. Y esto va surgiendo de una forma muy natural en mi vida y en mi obra. Tengo varios proyectos ya en mente que no tienen nada que ver unos con otros. No es algo premeditado y a mí misma me cuesta darle forma al producto final. Pero las cosas pasan por algo y de una forma misteriosa todo se acaba ordenando.

Recientemente ha recibido el Premio Princesa de Girona, lo que habrá supuesto todo un impulso.

-Por supuesto. El reconocimiento para el artista siempre es un trago de agua fresca en un camino que resulta muy complicado. Sentir ese calor se necesita para seguir adelante. Hay veces que nos cuesta mucho que entiendan nuestro trabajo, pero cuando te esfuerzas y ves que da resultado, ves que todo esto merece la pena y que quieres seguir adelante.

¿Cree que su música entra dentro de ese género denominado nuevo flamenco o se siente más cerca de la escena indie rock?

-Realmente no me siento ni de un sitio ni de otro. Aprendo de ambos espacios, que para mí son muy importantes, pero estoy tratando de componer y crear mi propia identidad, nutriéndome por supuesto lo que ambas escenas me ofrecen. El flamenco lo llevo en la sangre desde pequeña, y el indie es una vertiente que ha determinado mi carrera. Desde la colaboración con los Evangelistas entré en la vertiente de la psicodelia y la música independiente, y me tira mucho porque ofrece muchas posibilidades. Pero el flamenco también. Por eso no sabría decir si estoy más cerca de un palo que de otro.

¿Alguna vez veremos a Soleá Morente grabar un disco de flamenco en el sentido más ortodoxo?

-Por qué no, podría ser. Yo soy una gran, gran aficionada del flamenco. El cante me tira mucho. Todo puede ocurrir. Pero por el momento vamos a ver qué pasa con Ole Lorelei.

El público de San Fermín será muy diferente de aquel que le vio sobre las tablas del Festival Flamenco On Fire. ¿Está preparada para actuar en este ambiente tan diferente?

-Me estoy acostumbrando, por el tipo de música que hago, a dar conciertos en sitios muy diferentes con público muy diferente. Esto es difícil en el sentido de que es complicado gustar en todos los lugares a los que voy. Pero, por otra parte, la parte positiva es que ya estoy preparada para cantar a todo el mundo, desde el señor aficionado a las peñas flamencas que viene a escuchar a la hija de Enrique Morente hasta un fan de Los Planetas. Creo que el público navarro me acogerá bien;siempre que fue mi padre le recibieron con los brazos abiertos y lo mismo le ha pasado a mi hermana Estrella, así que tengo mucha ilusión. Pase lo que pase y venga quien venga, estaremos con toda la ilusión y con el corazón lleno de amor para entregar.

No sé si es consciente de que va a actuar en una plaza muy cercana a la Casa de Sabicas...

-¡Anda! No tenía ni idea. Ahora me hace doble ilusión este concierto. Además, mi familia está muy vinculada a Sabicas, que era primo de mi abuelo. Aparte de la admiración que le tengo al maestro de la guitarra, cada vez que me lo mencionan pienso en que su sangre también es la mía.