'TEATRO DE SOMBRAS'

Javier Téllez muestra la odisea de los migrantes en el Guggenheim

Viernes, 13 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Una mujer observa la vídeoinstalación 'Teatro de sombras'del artista venezolano Javier Téllez.

Una mujer observa la vídeoinstalación 'Teatro de sombras'del artista venezolano Javier Téllez. (EFE)

Galería Noticia

Una mujer observa la vídeoinstalación 'Teatro de sombras'del artista venezolano Javier Téllez.

Bilbao- El artista hispanovenezolano afincado en Nueva York Javier Téllez, uno de los principales referentes del desarrollo del videoarte en las últimas décadas, muestra en el Museo Guggenheim de Bilbao la odisea de los migrantes y refugiados para llegar a Europa, en su obra Teatro de sombras.

Se trata de una obra que consta de dos piezas de cine mudo rodadas en 35 milímetros y proyectadas simultáneamente por dos grandes proyectores en una sala a oscuras sobre sendas pantallas contrapuestas, la primera de las cuales, que recibe al visitante al entrar en la sala, es la titulada Bourbaki. Panorama y la segunda,Teatro de sombras.

La obra, según explicó ayer Javier Téllez en su presentación a los medios en Bilbao, fue rodada en la sala principal de la Kunsthaus, el museo de la ciudad de Zurich (Suiza) que alberga la mayor colección de obras del escultor suizo Alberto Giacometti, en 2014, año en el que el problema de la acogida a los migrantes y refugiados ya era patente “aunque ahora este asunto está mucho peor”, apuntó el artista.

Téllez (Valencia, Venezuela, 1969), quien también tiene la nacionalidad y pasaporte español y que vive actualmente “como un inmigrante más” en Nueva York, utiliza en sus piezas una de las obras de Giacometti, un artista al que admira, la titulada La mano (1947), escultura en bronce de una mano esquematizada y el molde en yeso que utilizó para realizarla.

El artista venezolano, que tiene obra en el Guggenheim de Nueva York y otras importantes instituciones museísticas del mundo, explicó que eligió a este autor como inspirador de su obra para relatar las penalidades que pasan los migrantes hasta llegar a Europa, porque uno de los principales rasgos artísticos del creador suizo era que le gustaba mostrar “al ser humano en permanente desplazamiento;el movimiento del ser humano en el espacio”.

Téllez consideró que la obra de este autor podría ayudar a entender “la situación particular de la Unión Europea hoy en día”, en relación al problema de la inmigración económica y de los que buscan la acogida huyendo de la guerra y las persecuciones en sus propios países.

dar voz a los inmigrantesOtro de los objetivos de esta pieza, que se encuadra en la constante reflexión del autor hispanovenezolano para dar visibilidad a las comunidades y colectivos tradicionalmente excluidos de la sociedad, como los discapacitados, los enfermos psiquiátricos o los refugiados e inmigrantes, era dar “voz”, en este caso de forma gestual, a los propios inmigrantes para que narrasen de forma simbólica sus peripecias hasta llegar a Europa.

El hilo conductor de ambas obras es la citada escultura de Giacometti La mano que en la primera de las piezas Bourbaki. Panorama es llevada en una especie de procesión por los inmigrantes que participaron voluntariamente en el rodaje, en su mayoría procedentes del centro de Asia y África, y en la segunda “recibe” amistosamente a los figurantes y “juega” con ellos a “piedra, papel, tijera”, en una composición en blanco y negro al estilo del teatro de sombras chinescas.

Esta es la primera obra de Javier Téllez que se exhibe en España y la aparición en ella de una del creador suizo Alberto Giacometti sirve de preludio a la gran retrospectiva que sobre este artista acogerá el Museo Guggenheim Bilbao en noviembre próximo, ha recordado el director general del centro expositivo, Juan Ignacio Vidarte.

La obra se proyectará en la Sala Film and Video del Museo Guggenheim Bilbao hasta el próximo 18 de noviembre. La mencionada sala es un espacio consagrado al videoarte, la videoinstalación y la imagen en movimiento cuya programación se inició en 2014. La instalación El reloj de Christian Marclay inauguró el espacio, donde también han expuesto Ragnar Kjartansson, Rineke Dijkstra o Kimsooja. - Efe

en corto

Dónde y cuándo. En el Museo Guggenheim Bilbao, hasta el 18 de noviembre. Ubicada en la Sala Film &Video (103).

El autor. Nacido en Valencia, Venezuela en 1969, Javier Téllez trabaja y reside en Nueva York. Su obra refleja su constante interés por llevar las comunidades periféricas y ciertas situaciones de invisibilidad al primer plano del arte contemporáneo, abordando las dinámicas institucionales, la discapacidad y la enfermedad mental como estados de imaginación. Sus proyectos a menudo implican la colaboración de personas diagnosticadas con enfermedad mental en la producción de instalaciones audiovisuales que cuestionan las ideas de normalidad y patología. Combinando diferentes enfoques de la cinematografía, Téllez abre un diálogo que aporta una nueva interpretación de los mitos clásicos, la memoria individual y colectiva, y las referencias históricas.