Las obras de la planta de bioestabilización no arrancan

La dirección de la Mancomunidad de Residuos responsabiliza al departamento de Medio Ambiente
El organismo tiene pendiente una multa que ha recurrido

Fermín Pérez-Nievas - Viernes, 13 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

tudela- La dirección de la Mancomunidad de Residuos de la Ribera mostró en la última asamblea su “malestar con el departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra”, al que responsabilizaron de que no se hayan iniciado las obras de construcción de la planta de bioestabilización que el Consorcio de Residuos iba a construir en el Culebrete para tratar de reducir los vertidos orgánicos al vertedero. Según señaló el presidente de esta entidad, el socialista Tomás Aguado, “después de tantas reuniones que hemos mantenido con ellos, a día de hoy es culpa del departamento que no hayan empezado las obras”. Hay que recordar que Medio Ambiente han sancionado a la Mancomunidad con una multa económica que este organismo ha recurrido y aún no ha abonado.

La intención inicial de ambos organismos era que la construcción de esta infraestructura entrara dentro del Plan de Infraestructuras Locales de 2017 pero ya entonces “sufrió un retraso”, explicó el gerente Fermín Corella, aunque el proyecto se entregó dentro de plazo. En su intervención en la última asamblea explicó que para su instalación es necesario realizar una modificación de la Autorización Ambiental Integrada que rige el Culebrete. “En marzo el departamento de Medio Ambiente nos pidió algunos datos pero podemos decir que a día de hoy no hemos obtenido respuesta y no podemos iniciar el expediente de contratación”. La construcción de la planta de bioestabilización estará financiada al 100% por el Consorcio de Residuos, según explicó Aguado.

el proyectoEl concurso del diseño de la planta salió en agosto de 2017 y se preveía un coste cercano a los 1,5 millones de euros, de los que el Gobierno pagaría un 80% y el 20% restante entre la Mancomunidad y el Consorcio (al menos eso decían las bases). Según se señalaba, la obligatoriedad de construcción de esta nueva planta surgía ante la “necesaria reforma del sistema de compostaje de la planta de biometanización por las exigencias de la Autorización Ambiental Integrada de septiembre de 2015” y porque la capacidad de la zona de compostaje con 70.000 toneladas “está totalmente saturada hasta el punto de que varias pilas tienen que ser gestionadas fuera de la misma”, indicaba el pliego. Incluso se añadía que parte de los residuos de resto “han tenido que ir ocasionalmente al vertedero” sin ser tratados por “paradas por averías o mantenimiento de la planta”.

Corella explicó que desde Medio Ambiente se había llamado la atención sobre la presencia de aves en el frente del vertedero lo que implicaba la presencia de materia orgánica, hecho por el que se habían iniciado también sanciones, “una cosa es que te digan que tienes incumplimientos pero otra que estés de acuerdo;por eso alegamos. No compartimos el motivo de las sanciones”.

inversión de FCCEn la misma asamblea, Aguado explicó que FCC va a realizar una inversión superior a 300.000 euros para reparar algunas partes de la planta actual. “Viendo que la planta había tenido un desgaste excesivo por el aumento de carga decidimos que en julio se cambiara un aspirador y separador balístico. Se va a conseguir que se mejoren los rendimientos para evitar que vaya a vertederos y poder recuperar más material”.

La edil cirbonera de APC, María Cariñena, mostró su extrañeza y escepticismo porque FCC, empresa privada que gestiona El Culebrete, fuera a invertir 311.000 euros sin obtener nada a cambio.

cámaras de vigilanciaPor último la Mancomunidad anunció también que, en respuesta a una exigencia del departamento de Medio Ambiente por el escaso control que había de las materias que entraban, se van a colocar una serie de cámaras que vigilarán y anotarán las matrículas de los camiones que entran a la Mancomunidad.

Tanto esta instalación como el cambio que pagará FCC se espera que estén terminados a finales del presente mes de julio.