Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Cuando me ha pasado la manada, he sentido sus pezuñas y patas sobre mí”

El pamplonés Ander Damborena Medina, de 22 años, sufrió diversas contusiones en Estafeta

Sábado, 14 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Ander Damborena, en el Complejo Hospitalario de Navarra.

Ander Damborena, en el Complejo Hospitalario de Navarra. (J.L)

Galería Noticia

Ander Damborena, en el Complejo Hospitalario de Navarra.

Pamplona- “Tengo ganas de estar ya en casa y comerme unos buenos huevos fritos”. Estas fueron las primeras palabras del pamplonés Ander Damborena Medina tras salir del Complejo Hospitalario de Navarra. Lo hacía con una sonrisa, ya que el accidente que sufrió durante el encierro de ayer podría haber sido mucho peor. Este pamplonés de 22 años sintió sobre sí qué es que un astado de más de 500 kilos te pisotee, lo cual le produjo diversas contusiones en espalda y brazos que le mantuvieron toda la mañana en observación.

Según explicó, su caída se produjo cuando corría por el tramo de Estafeta junto a los mansos. “Tenía uno al lado y otro detrás”, dijo, para añadir que durante la carrera tropezó con otro corredor, lo que le desequilibró y le dejó tendido en el centro de la calle a merced de las pezuñas de los animales. “Me he visto en el suelo así que he procurado ponerme en cuclillas y cubrirme la cabeza rápidamente, pero ahí ha sido cuando me ha pasado la manada por encima”, contó. Además, el joven aseguró haber sentido las “pezuñas y patas” de los animales, que le dejaron un recuerdo del accidente en brazos y espalda.

A pesar de su corta edad, Damborena Medina es ya un habitual del tramo de Estafeta, donde corre todos los días junto a algunos amigos excepto los fines de semana -“para disfrutar un poco de la fiesta”, comentó-, una afición a la que se le suman multitud de participaciones en festejos taurinos de muchos de los pueblos de Navarra. Su padre fue uno de los primeros en acercarse al Complejo Hospitalario de Navarra tras conocer el suceso y, a su salida y preguntado por los medios de comunicación sobre el estado de su hijo, afirmó que se encontraba bien y que este “susto” no le quitaba las ganas de seguir participando en el encierro. “Dice que lo tiene claro, que va a seguir corriendo”, comentó el padre del herido.

No es la primera vez que este joven corredor sufre un percance, de hecho fue uno de las decenas de mozos que se vieron implicados en el último gran montón que en el año 2013 se formó en la entrada a la plaza y que dejó 23 heridos, uno de ellos en estado muy grave al sufrir traumatismo torácico y síndrome de asfixia. - L.H./J.L./A.R.